La polémica vuelve a Villarcayo al abandonar tres concejales la última sesión plenaria

Plaza Mayor de Villarcayo/BC
Plaza Mayor de Villarcayo / BC

Mercedes Alzola y Jesús Argüelles aseguraron que la convocatoria del pleno, calificado por el alcalde como extraordinario y urgente, no se ajustaba a derecho

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La concejala del Partido Popular Mercedes Alzola; la edil socialista, Lidia Isla, y el munícipe de Ciudadanos Jesús Argüelles abandonaron el Pleno del Ayuntamiento de Villarcayo durante el transcurso de la última sesión, que se desarrolló ayer por la tarde.

El debate que causó la salida de los corporativos fue la declaración de la urgencia de la sesión, que fue calificada por el alcalde villarcayés, Adrián Serna (Iniciativa Merindades), como extraordinaria de carácter urgente. El regidor explicó que era necesario convocar la reunión, entre otras razones, porque el día de ayer era el último para que el máximo órgano de gobierno de la Administración Municipal resolviera un recurso de reposición contra el acuerdo plenario del 22 de junio de 2018 sobre la aprobación inicial de la Relación de Puestos de Trabajo interpuesto por los tres ediles que se marcharon y un cuarto, José Eugenio Alonso de Porres, de Cs.

Serna optó por este tipo de pleno y no por el únicamente extraordinario porque no pudo fijar la reunión al menos dos días antes como marca la ley. En concreto, alegó que la comisión informativa de Hacienda en la que se iban a tratar algunos de los temas a debate se desarrolló ayer en segunda convocatoria después de que en la primera convocatoria, fijada para el pasado lunes, no hubiera quórum al no acudir a ella la portavoz del PP ni los representantes de Cs ni PSOE. Asimismo, aseguró que el asesor judicial del Consistorio, la secretaria, dio su visto bueno al procedimiento y que no se minusvaloró ningún derecho al resto de concejales.

Los argumentos del regidor no convencieron ni a Alzola ni a Argüelles ni a Isla. La edil del PP manifestó que los puntos a tratar no habían sido motivados suficientemente para dar luz verde a la sesión y que, a su juicio, éstos tampoco eran muy urgentes, de ahí que no se pudiera organizar este pleno. «Que se les ha pasado el plazo para contestar a unas alegaciones es su problema. Gestione y no venga aquí apurando, saltándose la ley a la torera porque es el último momento», declaró Alzola. Además, pidió que se mandara el acta del pleno, «se celebre o no se celebre, porque es una farsa», a la Delegación Territorial, Subdelegación del Gobierno y al Procurador del Común, ya que lo consideró «un atropello en todos los sentidos».

De hecho, la que fuera alcaldesa de Villarcayo pidió a la secretaria del Ayuntamiento que constara en acta que la sesión «es nula de pleno derecho porque no se ajusta a lo que pone a la ley». El concejal de Ciudadanos apoyó las declaraciones y ruegos de Alzola. «Sigo sin ver la urgencia de ninguno de los puntos del orden del día», indicó Argüelles. También subrayó que no había visto algún informe de secretaria dando apoyo a la urgencia de la convocatoria. Por su parte, Isla prefirió guardar silencio.

Los tres ediles se levantaron de su butaca tras la última intervención del alcalde. A continuación, los cinco munícipes (posteriormente entró María Josefa Pérez) que quedaban en la sala votaron positivamente la urgencia de la sesión y, por tanto, se desarrolló el resto de los puntos.

Toma de posesión de María Josefa Pérez

La concejala del PP María Josefa Pérez forma parte ya de la corporación municipal de Villarcayo. Esta incorporación también generó polémica, puesto que Mercedes Alzola y Jesús Argüelles indicaron que en el órden del día aparecía la renuncia al cargo de José Antonio Varona y no la toma de posesión de su sustituta. En este caso, Adrián Serna aseguró que el punto llevaba como nombre la dimisión de Varona pero que también incluía la admisión de Pérez. «El nombre es el mismo porque es el mismo expediente municipal», aseguró.

El tercer punto de la jornada trató la marcha de la socialista Lidia Isla. La persona que ocupará su puesto será Rosario Martínez, que afrontará esta etapa «con compromiso, responsabilidad y formalidad» según indicaron desde el PSOE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos