En Valle de Mena la gratuidad de los libros de texto es cuestión de voluntad no de dinero

CEIP Nuestra Señora de las Altices de Valle de Mena. /BC
CEIP Nuestra Señora de las Altices de Valle de Mena. / BC

El PSOE de Castilla y León lamentaba ayer que el curso comenzase en la región sin la gratuidad de los libros de texto | Valle de Mena lleva más de 25 años demostrando cómo es posible ayudar a las familias con libros de texto gratuitos

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Ayer comenzaba el curso escolar y el secretario general del PSOECyL, Luis Tudanca, lamentó que se iniciase sin libros de texto gratuitos para las familias castellanoleonesas y puso como ejemplo a un pueblo burgalés, Valle de Mena. Allí llevan más de 25 años ofreciendo libros de texto gratuitos a los alumnos empadronados en el municipio que cursen sus estudios en los dos centros docentes que hay.

Hoy el PSOE ha llevado a las Cortes una proposición no de Ley para exigir la gratuidad de los libros de texto y mañana se debatirá. Mientras tanto, los padres de los alumnos del colegio de Valle de Mena ya han recibido sus libros de texto gratis y la siguiente semana lo harán las familias de los alumnos del instituto.

Este plan de gratuidad, que sitúa a este pueblo burgalés como ejemplo, lleva funcionando más de 25 años «perfectamente», asegura Lorena Terreros, regidora de Valle de Mena. El Ayuntamiento aporta el dinero y se desarrolla con la contribución logística y de organización de las AMPAS y la comunidad educativa.

Se trata de una bolsa de libros, estos se prestan a los alumnos y se van reponiendo los que hacen falta. «Al final lo importante es que las familias tienen los libros a coste cero y es muy bien recibido», asegura Belén Henales, concejala de Educación y Juventud.

Los AMPAS gestionan el banco de libros, la entrega y recogida. En junio recogen los libros un día concreto, los colocan en el almacén, hacen inventario. Posteriormente, desde el colegio e instituto se pasa un listado con los libros necesarios para el siguiente curso y los alumnos. Los AMPAS calculan los que hay y los que se necesita comprar, porque están rotos o porque se han cambiado de un curso para otro. Después se hacen lotes por alumno que se entregan con una ficha. «Esta es como el recibo de los libros que han sido entregados», explica Henales.

«La colaboración de los AMPAS es fundamental», apunta la edil pero también hay que resaltar que es un trabajo de todos. El dinero lo aporta el Ayuntamiento pero como señala Henales, «es dinero de todos». Los padres y los alumnos han tomado conciencia de que esos libros tienen que durar y «no hemos tenido nunca un problema por dejadez», asegura. Además, está el compromiso de la gente del AMPA y del Ayuntamiento.

Los beneficiarios de esta ayuda son los alumnos empadronados en Valle de Mena que acudan al colegio o instituto del municipio. El Ayuntamiento reserva una partida de unos 40.000 euros para este proyecto de un presupuesto de unos 4,7 millones de euros. «Es perfectamente asumible. Al final no es una cuestión de dinero, es cuestión de voluntad», sentencia la regidora.

Problemas

Las familias, los alumnos, la comunidad educativa están contentos en el Valle de Mena con esta iniciativa municipal en la que el Ayuntamiento fue pionero pero no todo son buenas palabras. El año pasado, como reconoce Henales, desde la Junta se dio un toque de atención al Ayuntamiento porque «nos decían que existe el Programa RELEO y que estábamos gastando un dinero que los meneses podían recuperar por otro lado. Nos bastaron diez minutos y tirar de estadística para contestar», asegura la concejala.

«Les dijimos que aproximadamente el 22% de los meneses iban a tener acceso a la beca de libros. El resto, no. Además, si tienes las características para acceder a esta beca, tu problema no son los libros, si no comer mes a mes. Además, esa beca se puede emplear en comprar más material escolar, no solo los libros», explica la edil.

En el curso 2019/2020 se beneficiarán de esta campaña pionera y veterana del Valle de Mena unos 450 alumnos.