Valle de Tobalina no descarta limitar el acceso a la cascada de Pedrosa, que registró un herido el domingo

Cascada de Pedrosa de Tobalina/GIT
Cascada de Pedrosa de Tobalina / GIT

La alcaldesa recuerda que está prohibido lanzarse desde la cascada pero la gente no respeta la norma /Si se declara zona de baño se limitarían los accesos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Estaban temiendo que pasase algo así (o incluso peor). Por ese motivo, a la alcaldesa de Valle de Tobalina no le ha sorprendido el accidente ocurrido el domingo, cuando un hombre de 45 años resultó herido tras lanzarse desde la cascada de Pedrosa. Raquel González asegura que, desde 2017, está prohibido tirarse desde este salto de agua, de una belleza extraordinaria pero que tiene 12 metros de caída libre.

«Fue una de las prioridades» cuando entró el nuevo Equipo de Gobierno, tras la elecciones de 2015. La cascada de Pedrosa es un recurso natural espectacular, afirma la regidora, quien recuerda que «está bonita todo el año» y, por ese motivo, recibe muchas visitas. Es una cita casi ineludible en el paso por la provincia burgalesa, que además en verano se llena de bañistas, gente que viene a disfrutar del paísaje y a refrescarse cuando suben las temperaturas.

Más información

Sin embargo, la gente no siempre tiene un comportamiento cívico y se generan muchos problemas de convivencia. Por ese motivo, el pasado año se hizo una inversión importante para solucionar esos problemas, adecuando una zona de pic-nic, instalando aseo y desarrollando un proyecto de señalización que incluía la prohibición de lanzarse desde la cascada. Ahora, en 2018, han vuelto a invertir dinero para acondicionar los accesos, mejorar los aseos y la zona de pic-nic.

Y, aun así, la gente no respeta las normas. Valle de Tobalina no cuenta con policía municipal, recuerda González, y la Guardia Civil les echa una mano pero no es suficiente. Por ese motivo, el Ayuntamiento está valorando limitar los accesos, con un control de aforo, y así obligar a que la gente sea respetuosa con el medio ambiente, aprenda a convivir y, sobre todo, no se lance por la cascada.

Para ello hablarán con la Confederación Hidrográfica del Duero, a ver si se puede declarar la cascada como zona de baño, lo que llevaría aparejadas unas normas y unos sistemas de control. Igualmente, se dirigirá a la Diputación para ver cómo se puede regular el espacio verde, aunque ya sería de cara a 2019, pues ya no disponen de recursos para acometer más inversiones.

Accidente y rescate polémico

El pasado domingo, un hombre se lanzaba desde lo alto de la cascada y resultaba herido tras chocar con una de las rocas, sobre la que quedó tendido. El suceso fue presenciado por un buen número de bañistas que, como la víctima, disfrutaban de la jornada estival a remojo. De ahí que también haya trascendido la polémica suscitada por el modo en el que se realizó el rescate.

El herido fue inicialmente atendido por varios sanitarios que estaban en el lugar, como bañistas. A continuación llegaron los recursos del 112 y, tras ellos, los bomberos de Medina de Pomar. Se registró una discusión, un tanto tensa, entre ambos servicios, y finalmente fueron los efectivos del 112, con la ayuda de los bañistas, quienes rescataron a la víctima. Los bomberos alegaron que no podían entrar en el agua, pues no disponen de medios adecuados (zodiac) y que el herido estaba inmovilizado y atendido por sanitarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos