Cuatro detenidos, uno en Miranda de Ebro, por estafa en la compra de móviles en comercios

Imagen de archivo de la Policía Nacional. /BC
Imagen de archivo de la Policía Nacional. / BC

Los fraudes se producían en centros comerciales de Valladolid donde compraron móviles de alta gama a través de nóminas y datos de personas con necesidades

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas de 41, 39, 26 y 17 años como supuestos autores de varias estafas en centros comerciales de Valladolid donde compraron móviles de alta gama a través de nóminas y datos de personas con necesidades, a las que abrían cuentas y facilitaban una nómina falsa.

Según ha informado este viernes la Policía Nacional a través de un comunicado, del que se hace eco la Agencia EFE, de los detenidos, dos pasaron a disposición de la autoridad judicial que decretó libertad con cargos, mientras que el menor de edad fue entregado a su abuelo.

La investigación se inició a raíz de la denuncia de un conocido centro comercial, en la que en dos días consecutivos una mujer y un hombre habían solicitado la financiación cada uno de ellos de un teléfono de alta gama de la misma marca.

Para ello aportaban una nómina procedente de distintas empresas, pero muy similares en forma y cantidades; con la circunstancia de que iban acompañados en cada ocasión del mismo joven que era el encargado de llevar la «voz cantante» durante todo el proceso de financiación.

La Policía averiguó que los dos individuos habían solicitado compras en varios centros comerciales aunque en bastantes ocasiones la financiación se les había denegado, y habían tratado de cometer estafas en diversos comercios directamente a través de medios telemáticos en los que no es necesaria la presencia física de los clientes.

Las detenciones de S.G.D., de 39 años, a A.B.A. de 26 años con dos antecedentes policiales y a un menor de 17 años se produjeron la semana pasada en Valladolid y se suma a la de S.D.J., de 41 años, el pasado lunes, 17 de junio, en Miranda del Ebro (Burgos), como presuntos autores de los delitos de estafa, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

Los miembros de esta organización localizaban a personas necesitadas, conocidas como «mulas», a las que les abrían una cuenta corriente y les facilitaban una nómina falsa con un salario acorde a los préstamos que van a solicitar.

Más tarde, de acuerdo a las mismas fuentes, una persona de la organización conducía al titular de las nóminas a distintos establecimientos, le indicaba que productos comprar e incluso le guiaba durante el proceso de financiación sobre que pasos dar para conseguir el producto deseado.

En el menor tiempo posible, los estafadores se dirigían al mayor número posible de establecimientos que financian sus ventas antes de que las «mulas» fueran incluidas en las distintas bases de datos de morosos.

El principal objeto de la estafa eran los teléfonos móviles de la más alta gama; pero dependiendo del establecimiento también se han hecho con muebles, calderas de gas o herramientas.

Los cabecillas de la organización se encargaban de dar salida a los mismos fuera España para evitar ser localizados.

La investigación la ha realizado el Grupo Primero de la Comisaría de las Delicias de Valladolid con la colaboración del Grupo de Policía Judicial de Miranda de Ebro