Ebrovisión despide el verano musical

Concierto de Lori Meyers en Sonorama Ribera. /Efe
Concierto de Lori Meyers en Sonorama Ribera. / Efe

Lori Meyers y La Casa Azul abanderan la edición 18 de la cita musical de Miranda de Ebro

ROBERTO TERNEValladolid

Un año más vuelve el festival «que enamora». Se trata del Ebrovisión, el encuentro musical que junto al Sonorama y al Purple Weekend lleva más años vertebrando la agenda festivalera en Castilla y León. Y es que este año el festival de Miranda de Ebro cumple nada más y nada menos que 18 años de trayectoria. Toda una mayoría de edad que le avala y que le acredita, y que de paso marca la distancia entre aquellos festivales que se crearon con el corazón y que distan categóricamente del cierto 'turisteo' musical contemporáneo.

Desde el jueves y hasta el sábado día 1, cerca de 50 grupos y dj's pasarán tanto por el escenario principal como por diversos espacios que se reparten tanto por el Multifuncional de Bayas como por el propio centro de Miranda de Ebro. Viva Suecia, que actuará el jueves, Lori Meyers que lo hará el viernes y La Casa Azul, que tocará el sábado, son los tres cabezas de un cartel que también apuesta por la presencia internacional, por grupos emergentes y por nombres nacionales habituales en las citas estivales.

La Asociación Amigos de Rafael Izquierdo continúa siendo el motor organizador de Ebrovisión. Ramiro Molinero es uno de los líderes de este colectivo. Días antes del pistoletazo de salida, Rami (así es como se le conoce en la farándula) habla de altas expectativas de venta. «Estamos a punto de colgar el 'sod out', con una expectación tremenda de público y de artistas. Por nuestra parte confiamos en que va a ser un gran festival, el cartel tiene todos los alicientes y todos los complementos para pasar unos días para recordar en Miranda». De hecho, ya se han quedado sin abonos y solo disponen de entradas de día en taquilla.

Comodidad como lema

Uno de los éxitos del Ebrovisión es la acomodación del público. Y también es una marca de diferencia con muchos festivales donde en no pocas ocasiones el público se encuentra con accesos y ubicaciones por debajo de la dignidad. «Continuamos insistiendo y vamos ser muy cabezotas en este tema», asegura Rami. «Se trata de trabajar más y más por la comodidad de las miles de personas que se acercan a los conciertos y que tienen que volver a sus casa con una sonrisa de oreja a oreja y con ganas de regresar». Ramiro sentencia que «comodidad es nuestro cabeza de cartel año tras año».

Guille Milkyway, de La Casa Azul.
Guille Milkyway, de La Casa Azul.

Sobre los grupos elegidos, Ramiro afirma que es la primera vez que La Casa Azul actúa en Ebrovisión. «Por tanto –asegura– eso hace que el concierto sea de máxima expectación y estamos convencidos de que habrá una comunión única. El público del Ebro es muy Casa Azul, no entiendo por qué no han venido antes». Respecto a Lori Meyers, el organizador comenta que «está todo dicho, ya que celebran sus 20 años como músicos». El del Ebrovisión es el único concierto que la formación granadina ha programado este año en el norte del país. Por esto motivo, Rami asegura que «el propio grupo tiene unas ganas tremendas de darlo todo sobre el escenario. Es algo que nosotros vamos a disfrutar de lo lindo ya que el concierto será de larga duración y sonarán todos sus hits».

Respecto a los grupos internacionales, Ebrovisión sigue siendo un referente en el mapa de los festivales de la comunidad. Este año contará con el surf de las neoyorquinas Girls Boy Toy así como del sonido Madchester de los DBFC. También desde Nueva York vendrá el soul y el rithm and blues de Rebel in Dimes, mientras que desde Philadelphia actuará Ron Gallo, un fiel del sonido Stooges. «Las bandas internacionales –confiesa Rami– son una parte muy importante del cartel, además siempre procuramos que sean buenos shows y que no estén muy vistos. Los franceses DBFC van a ser una de las sorpresas de los conciertos de esta edición, tienen todo para que así sea».

Dentro del apartado de grupos noveles, Ebrovisión organiza el concurso Ebroemergentes cuyos ganadores han sido este año el trío femenino Cariño. Ramiro afirma que «son muy pop, tienen esa inocencia propia de la juventud que convierten sus canciones en una maravilla irresistible».

Integrantes de Los Coronas.
Integrantes de Los Coronas.

Igual que Sonorama, Ebrovisión es un festival que focaliza su actividad en un pueblo en vez de en una capital. Sobre Miranda de Ebro en estos días, Rami afirma que «no es una ciudad turística, pero durante el festival se viste con sus mejores galas, amabilidad, gastronomía, comodidad, cariño, respeto y simpatía. Tenemos claro que el público marcha con una parte de su corazón 'mirandilla' y que volverán a visitarla. Nos encanta que la gente venga a nuestra ciudad y que descubran lo bien que vivimos aquí», explica.

Tras el Ebrovision, la Asociación Amigos de Rafael Izquierdo se prepara para su próximo proyecto que es el festival 60's Ebroclub, que se desarrolla en primavera. Al respecto Rami solo adelanta que «su cartel será muy revival nacional… hasta aquí puedo leer».

Con esta cita se habrá puesto punto final al verano festivalero con grandes conciertos como los ofrecidos un año más en Aranda de Duero y su Sonorama Ribera, la noche vivida en Músicos en la Naturaleza, el Huercasa de Riaza o el de blues en Béjar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos