Ebrovisión enfila hacia un nuevo 'sold out'

Miles de personas acuden año a año al Ebrovisión. /Laura Oviedo
Miles de personas acuden año a año al Ebrovisión. / Laura Oviedo

El festival mirandés, que cumple 19 ediciones, ya tiene prácticamente cerrada la apuesta de este año | Temple, Novedades Carminha y Dorian son los grandes reclamos | La acampada cubierta se realizareá en el pabellón del Ebro

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Ebrovisión ya está a la vuelta de la esquina. El festival mirandés, que celebrará su décimo novena edición entre el 5 y el 7 de septiembre, se presenta este año con el objetivo de seguir enamorando al público. Para ello, en esta ocasión se ha vuelto a apostar por un cartel compensado, plagado de grandes referencias de la música independiente española y un a gran banda internacional, como Temples.

A juicio de Ramiro Molinero, una de las cabezas visibles de la organizaicón del festival, la presencia de bandas como Novedades Carminha, Fuel Fandango, Arizona Baby, Dorian o Cápsula permite hablar de un cartel «muy ebrovisivo» y con «mucho nivel». «Este año tenemos un cartel algo diferente. No tenemos ningún gran cabeza de cartel nacional, pero sí un grupazo internacional como Temples», explica el presidente de la asocaición Rafael Izquierdo, encargada de organziar Ebrovisión desde hace casi dos décadas.

Y parece que la apuesta, una vez más, está saliendo bien. «Llevamos varios años consecutivos colgando el cartel de 'sold aout' y este año vamos también camino de conseguirlo, ya que apenas quedan unos pocos abonos», asegura Molinero, quien confirma que este próximo lunes se darán a conocer las últimas tres «sorpresas» del festival.

A la espera de esas sorpresas, dos son las princiaples novedades que presenta el festival este año. La primera se circunscribe al propio programa, ya que en esta ocasión se llevará a cabo un «concierto de despedida» del festival el domingo a mediodía.

La segunda se centrará en el aspecto logístico. Y es que, por primera vez en muchos años, la acampada cubierta se llevará a cabo en el pabellón del Ebro, y no en el pabellón del polideportivo de Anduva. Según Molinero, este cambio permitirá a los asistentes al festival estar más cerca de los escenarios, fundamentalmente de la Fábrica de Tornillos, sin renunciar a las comodidades que ya ofrecía el pabellón de Anduva. «Es un poco más pequeño, pero también tiene duchas, agua caliente, electricidad» y todo lo necesario para que la estancia de los asistentens al festival sea lo más cómoda posible.

Cartel del Ebrovisión 2019

Jueves 5 de septiembre:
Novedades Carminha, Kelley Stoltz, Novio Caballo, Burgacius B.
Viernes 6 de septiembre:
Temples, Fuel Fandango, Arizona Baby, Airbag, Amatria, Craig Brown Band, Cápsula, Unidad y Armonía, Bum Motion Club.
Sábado 7 de septiembre:
Dorian, Zahara, Morgan, Jacuzzi Boys, Cooper, Mucho, Los Estanques, Los Vinagres, Uniformes, Olivia.

Ese es, de hecho, el principal objetivo que persigue anualmente la asociación. «Lo importante es que la gente se vaya de Miranda con una sonrisa» gracias al cartel y a pequeños detalles, como los baños. «Seguimos sin tener ni un solo baño químico. Todos son baños normales», resume Molinero.

Ese tipo de detalles son los que, a juicio del portavoz de la asociación, hacen de Ebrovisión un festival «diferente» que el año pasado se alzó con el título de mejor festival de mediano formato de España. Un premio que no es casualidad, ni mucho menos. Es el resultado del trabajo realizado por la asociación en las últimas dos décadas. La calidad de la apuesta musical, iniciativas como el Ebropeque o la muestra gastronómica y la comodidad de los recintos hacen que Ebrovisión siga siendo una cita impresdcindible para miles de personas cada año.

Y no es fácil. No en vano, de un tiempo a esta parte han proliferado los festivales musicales y «cada vez hay más competencia». «El sector está muy profesionalizado. «Nosotros somos una rara avis. Hay muy pocos festivales que sigan organizándose por una asociación» y continúen manteniendo la «filosofía» con la que nacieron, asegura Molinero al tiempo que insiste en que «en el ámbito económico no podemos competir» con otras grandes citas.

El apoyo de Miranda

Sí pueden competir, sin embargo, en otros aspectos, como el calor de la gente. «Miranda se vuelca siempre» con un festival que supone un importante revulsivo económico. Se calcula que el impacto asciende al millón y medio de euros en un fin de semana, lo que supone todo un revulsivo en una ciudad golpeada con dureza por la crisis. Para muestra, un botón. «Hace ya algunos meses que no quedan habitaciones, ni en Miranda ni en los alrededores».

Ahora, solo quedan perfilar los últimos detalles de una edición que se prevé que vuelva a ser un éxito. De momento, el horizonte sigue estando en los 20.000 asistentes de los últimos años.

Más información