La Fiscalía pide 8 años de prisión para un hombre por intentar matar a puñaladas a su padre en Miranda

La Fiscalía pide 8 años de prisión para un hombre por intentar matar a puñaladas a su padre en Miranda

El Ministerio Fiscal considera probado que el acusado asestó cinco puñaladas a su progenitor en la cocina del domicilio familiar con intención de acabar con su vida

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La Fiscalía solicita a la Sala de lo Penal de la Audiencia Provincial una pena de ocho años de prisión para un hombre acusado de intentar matar a su propio padre a puñaladas en Miranda de Ebro. Aunque la vista se llevará a cabo el próximo 9 de julio, los hechos se remontan a octubre de 2016, cuando el acusado asestó un total de cinco puñaladas en el abdomen a su progenitor en la cocina del domicilio familiar ubicado en la calle Condado de Treviño con la intención, según el Ministerio Fiscal, de acabar con su vida.

De acuerdo con el escrito de acusación, el sujeto, con antecedentes penales susceptibles de cancelación y que permanece en prisión provisional por esta causa, esperó a su padre en el portal del domicilio. Una vez que se encontraron en el portal, ambos subieron a casa, y, ya en la cocina, «sin mediar palabra y con ánimo de cercenar su vida, el procesado asestó cinco puñaladas en el abdomen de su padre, con un cuchillo de cocina con mango de madera y 13 centímetros de hoja».

En ese momento, la madre del acusado y esposa de la víctima entró en la cocina y «consiguió arrebatarle a su hijo el mango del cuchillo mediante un forcejeo». Fue la propia madre quien llamó a la Policía, que se personó en el lugar junto con un equipo médico que atendió al herido.

Una amenaza inmediata para la vida

Como consecuencia de las puñaladas recibidas, el padre tuvo que ser atendido quiúrgicamente. El propio informe médico determina que la víctima recibió cinco heridas incisivas que «plantearon una amenaza inmediata para la vida». De hecho, necesitó «103 días de curación, de los cuales 26 fueron de hospitalización y 56 fueron impeditivos para sus ocupaciones habituales».

Asimismo, el escrito de acusación añade que «el procesado padece esquizofrenia paranoide de larga duración que en el momento de los hechos afectaba muy intensamente los fundamentos de su imputabilidad. Su capacidad ha sido modificada judicialmente en sentencia firme de fecha 18 de enero de 2011, ostentando el cargo de tutor del procesado la entidad FECLEM».

Con todos estos elementos sobre la mesa, la Fiscalía considera que el procesado es autor de un delito de asesinato en grado de tentativa con el agravante de parentesco. Por ello, solicita una pena de ocho años de prisión con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante la condena y ocho años de medida de seguridad de internamiento en centro psiquiátrico. A mayores, también solicita una medida de prohibición de acercamiento a la víctima en un radio no inferior a 500 metros y de comunicarse con él, durante un período de 9 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos