El Servicio de Ayuda Domicilio de Miranda de Ebro incrementó sus usuarios en 21 personas

Servicio de comidas en ayuda a domicilio. /Fran Jiménez
Servicio de comidas en ayuda a domicilio. / Fran Jiménez

Cerró el ejercicio del año pasado con 293 usuarios frente a los 272 del 2017

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Miranda de Ebro cerró el año 2018 con 293 titulares, un incremento de 21 usuarios respecto a los registrados un año antes. Del mismo modo, también se incrementó el coste total del SAD pasando de 1.115.284,84 euros que supuso en 2017 a 1.201.418,69 euros de 2018. El total de horas prestadas en el año 2018 fue de 66.825, un total de 1.355 más de prestación que en el año anterior. En cuanto a servicios complementaros, fueron requeridos 42 en podología y 145 en peluquería.

En lo referente a comidas, se repartieron 17.529 menús, frente a los 13.500 de 2017; los 10.125 de 2016 o los 9.097 de 2015. La media de cada mes ha sido de casi 55 usuarios y de 1.460 menús.

Durante el pasado año, se pusieron en marcha 105 altas de nuevos usuarios y se contaron 82 bajas definitivas motivadas por fallecimiento (26), renuncias al servicio por pasar a otro recurso (13), trasladarse con familiar (2), contratar particular (3), por traslado a otro municipio (1), ingreso en residencia (36) o por mejoría (1).

Sus funciones

Entre las tareas que realiza este servicio se incluye la atención personal (higiene, aseo, vestido; levantar y acostar; apoyo a la movilización dentro del domicilio; control de la medicación y alimentación..); atención doméstica (limpieza, lavado de ropa, realización de compras domésticas, etc…); relación con el entorno (acompañamiento y realización en su caso de gestiones fuera del hogar...) y, por último, tareas educativas y de orientación, como apoyar el descanso de la familia, atención psico-social en situaciones conflictivas, apoyo psico-educativo para estimular la autonomía e independencia y otros.