Asesina a su mujer, hiere a su hijo y se quita la vida en Villagonzalo

El suceso ha tenido lugar en una vivienda de Villagonzalo Pedernales / IAC

La Guardia Civil está investigando lo que parece ser un asesinato de género acontecido en Villagonzalo-Pedernales | No había denuncias previas | El marido era cazador y tenía licencia de armas

GABRIEL DE LA IGLESIA y ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

La Guardia Civil investiga lo que parece ser un asesinato de género acontecido en una vivienda de la calle Trasparral de la localidad de Villagonzalo-Pedernales. Allí han sido localizados a última hora de la mañana los cadáveres de María Josefa Santos, de 55 años de edad, y su marido Rafael Velázquez, de 56, fallecidos por sendas heridas de bala.

También se ha localizado en la vivienda al hijo de ambos, de 29 años de edad, que también presentaba una herida por arma de fuego en el cuello, si bien, cuando ha sido encontrado aún estaba con vida, por lo que ha sido trasladado de urgencia al Hospital Universitario de Burgos (HUBU). En principio, el joven se encuentra en estado grave.

Las primeras informaciones apuntan a que el hombre podría haber disparado a la mujer, conocida en la localidad como 'Pepi', y al hijo y posteriormente habría acabado con su propia vida. Así de hecho lo ha reconocido a última hora de la tarde el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, que ha calificado el hecho de «asesinato machista».

Más información

Según confirman diferentes fuentes, los sucesos se han precipitado al filo de las 13:45 horas, cuando se recibía una llamada alertando de una agresión con arma de fuego en el casco urbano de la localidad. En ese momento, la otra hija del matrimonio regresaba a casa tras realizar unas gestiones. Ha sido ella quien se ha encontrado a sus padres fallecidos y a su hermano gravemente herido, cada uno de ellos en una habitación diferente de la casa.

Al parecer, los agentes han encontrado una escopeta en las manos del hombre, que tenía licencia de armas. En este sentido, De la Fuente ha confirmado que el supuesto autor era cazador y tenía el permiso de tenencia de escopetas en vigor. De hecho, se ha rastreado su historial y en ningún momento se ha detectado nada raro.

Tampoco había denuncias previas ni constancia de problemas en la pareja, según ha confirmado la propia Guardia Civil. Esa circunstancia ha hecho que durante varias horas no se haya podido confirmar el origen del homicidio. Sin embargo, la reconstrucción de los hechos efectuada por los investigadores apunta de manera directa al asesinato machista.

Queda por esclarecer, en todo caso, la sucesión de acontecimientos. Y es que, de acuerdo al relato de varios vecinos, al filo de las nueve de la mañana se han escuchado varios disparos. Sin embargo, no ha sido hasta horas después cuando la otra hija del matrimonio ha localizado los cadáveres al regresar a casa.

Los propios vecinos del matrimonio confirman que la familia era muy conocida en Villagonzalo. Ella trabajaba en el comedor del colegio de la localidad, mientras que él trabajaba en una entidad bancaria de la capital provincial. Hoy, de hecho, era su último día de trabajo antes de la prejubilación. «A priori, era una familia normal», ha sentenciado el subdelegado.

De confirmarse, sería el segundo asesinato machista ocurrido en la provincia de Burgos en el mes de julio tras el asesinato de una mujer de 28 años el pasado día 8 en Salas de los Infantes, y el 51 en Castilla y León desde que hay registro en 2003.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial se ha hecho cargo de la investigación al objeto de dilucidar las circunstancias ocurridas en el domicilio, en el que residían los cuatro miembros de la familia de manera habitual. Se ha decretado el secreto de sumario de las actuaciones.

Por su parte, el Ayuntamiento ya ha decretado tres días de luto oficial y las banderas ondean a media asta. A las 20:30 horas s eha convocado una concentración de apoyo, que se repetirá mañana a las 12 horas en la Plaza de la Constitución.