Mañana tranquila en las carreteras de Burgos pese a la nieve

Primeros copos en el Día de Reyes/PCR
Primeros copos en el Día de Reyes / PCR

La provincia está en Alerta Naranja por nieve, durante todo el fin de semana, y la nieve ya se ha dejado ver

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Lleva nevando toda la mañana, pero a intensidad baja, así que la provincia está tranquila en este primer temporal de 2018. Eso sí, algunas carreteras presentan incidencias, leves en el caso de la red principal. De este modo, la Dirección General de Tráfico (DGT) pide extremar la precaución en la A-1 en Fontioso, en la N-232 en Incinillas y Altable, en la N-120 en Redecilla del Camino y en la N-I en Villafría y Burgos. Nivel verde, solo problemas derivados de una visibilidad limitada por la presencia de nieve.

Mientras, en las carreteras provinciales se detectan problemas en las vías próximas a zonas montañosas, en los límites con Soria, País Vasco, Cantabria o La Rioja. También en puertos con El Manquillo o Lunada, y en el Alto del Buitre (Poza de la Sal). Nada fuera de lo habitual.

Sin embargo, no conviene bajar la guardia, pues estamos en Alerta Naranja por temporal de nieve en toda Castilla y León. Protección Civil y la Delegación del Gobierno activaron ayer los protocolos de intervención, lo mismo que el Ayuntamiento de Burgos, que activó el Plan de Emergencias Municipal a última hora de la tarde de ayer viernes.

Más información

La alerta viene motivada por la entrada de un frente atlántico que hará descender la cota de nieve. La presencia de nieve será más problable en los sistemas montañosos, pero también se podría acumular en la meseta. De hecho, prevé que la cota de nieve descienda a los 500-800 metros durante las madrugadas del sábado y domingo, aunque con ascenso en torno a los 1.000-1.200 metros durante el día. Las temperaturas continuarán en descenso, con heladas generalizadas

En Burgos, los pronósticos de la AEMET hablan de que se podrían acumular hoy sábado hasta 14 centímetros de nieve en la meseta, y 15 en la zona norte y en Treviño, aunque de momento la situación está tranquila. La nieve alcanzaría los 35 centímetros en la Ibérica y los 22 en la Cantábrica. Ya el domingo se mantienen las altas probabilidades de nieve en los sistemas montañosos, pero también en la meseta, aunque con una posible acumulación de 4 centímetros.

El lunes se espera una disminución en la probabilidad de precipitación en forma de nieve, siendo media en el norte y este de Castilla y León, con cota de nieve por encima de los 1200 metros y baja en el resto de la región. Las temperaturas seguirán siendo bajas y continuarán provocando heladas generalizadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos