El nuevo teniente jefe interino de Tráfico, preocupado por el uso del móvil al volante

Óscar Miguel Plaza, nuevo teniente jefe interino de Tráfico, se ha presentado esta mañana ante el subdelegado del Gobierno Roberto, Saiz/Rodrigo Gonzáez Ortega
Óscar Miguel Plaza, nuevo teniente jefe interino de Tráfico, se ha presentado esta mañana ante el subdelegado del Gobierno Roberto, Saiz / Rodrigo Gonzáez Ortega

Óscar Miguel Plaza destaca que estadísticamente se está registrando un aumento de los accidentes de tráfico ocasionados por distracciones ocasionadas por el móvil

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Coto al móvil. El nuevo teniente jefe interino de Tráfico, Óscar Miguel Plaza, ha destacado como mayor preocupación de sus funciones al frente del Subsector el uso del móvil y dispositivos inalámbricos durante la conducción. La distracción que ocasionan estos aparatos está generando cada vez más accidentes, tal y como demuestran los registros estadísticos que maneja la Guardia Civil. Es por ello que el Subsector de Tráfico, del que se hace cargo Óscar Miguel Plaza, de manera interina -hasta que sea designado un capitán-, prestará especial atención a estos hechos.

Si bien, el principal objetivo del nuevo teniente jefe es reducir a cero las muertes en carretera. Para ello, el nuevo mando de la Guardia Civil, que se ha presentado esta mañana ante el subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz, ha deseado que la ocupación de la plantilla se acerque más al 100%. En estos momentos, el cuerpo cuenta con 195 efectivos de 235 agentes en el catálogo, lo que supone un 83% del total. Sin embargo, el subdelegado del Gobierno considera que, comparándolo con otras provincias, «es un porcentaje bastante bueno».

En términos materiales, la Guardia Civil de Tráfico dispone de 58 vehículos y 37 motocicletas con los que se presta servicio en toda la provincia y que han permitido atender las llamadas de auxilio al ciudadano por causas meteorológicas, que crecieron durante este invierno en un 600%.

Por último, Miguel Plaza ha comentado que fue nombrado teniente en 2013, tras su paso por la Academia de Oficiales de la Guardia Civil, y que en 2014 cumplió órdenes en Santander, para actuar como jefe de la Compañía de Plana Mayor en Cantabria durante los últimos cuatro años. Su reducida trayectoria no le ha impedido mostrarse seguro de sus responsabilidades y de poner la Guardia Civil al servicio del ciudadano, que ha expresado que es su máximo deseo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos