Ocho nuevas viviendas de alquiler social para la provincia de Burgos

Fima del convenio del consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones con el arzobispo de Burgos Fidel Herráez. /Arzobispado de Burgos
Fima del convenio del consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones con el arzobispo de Burgos Fidel Herráez. / Arzobispado de Burgos

La Junta de Castilla y León invertirá 380.000 euros

EFEBurgos

Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente, ha firmado hoy dos protocolos para incorporar ocho viviendas de la provincia de Burgos al parque público de alquiler social de la Junta de Castilla y León, que supondrán una inversión de más de 380.000 euros. El primero de los convenios, que tiene una duración de cuatro años con posibiliad de prórroga, ha sido firmado en la capital burgalesa con el Arzobispado, con el objeto de recuperar aquellas viviendas propiedad de la Iglesia, como las antiguas casas parroquiales de los pueblos, para destinarlas a alquiler social.

En declaraciones a los medios, Suárez-Quiñones ha explicado que estas viviendas «permiten contar con todo tipo de servicios porque se encuentran en pleno casco urbano de los municipios» .

Con este acuerdo se espera intervenir en cuatro viviendas que aún están por definir, si bien el arzobispo, Fidel Herráez, ha reconocido que «es muy posible que sean localidades de las comarcas de Bureba y Riojilla Burgalesa».

Posteriormente, Suárez-Quiñones se ha desplazado a Salas de los Infantes para firmar, junto con los alcaldes de las localidades de Castrojeriz, Regumiel de la Sierra, Villegas y Cilleruelo de Abajo, la incorporación de todos ellos al programa Rehabitare por el que los municipios ceden viviendas en desuso, para que la Junta pueda rehabilitarlas y seguidamente incorporarlas al parque de alquiler social. Para este cometido la institución autonómica ha invertido casi 620.000 euros en el programa Rehabitare en la provincia de Burgos. Un programa que aporta 233 viviendas de las 1.955 con las que cuenta el parque de alquiler social.

 

Fotos

Vídeos