Padrones de Bureba recupera sus inmuebles municipales para fijar población y atraer visitantes

Casa Consistorial de Padrones de Bureba/AYUNTAMIENTO PADRONES DE BUREBA
Casa Consistorial de Padrones de Bureba / AYUNTAMIENTO PADRONES DE BUREBA

El Ayuntamiento está finalizando la rehabilitación de siete viviendas y cuatro locales | Los precios oscilan entre los 500 y los 1.200 euros al año

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Ayuntamiento de Padrones de Bureba está rehabilitando once inmuebles que posee en la localidad con el objetivo de fijar población y atraer visitantes mediante su alquiler. Se trata de siete viviendas y cuatro locales y, a falta de concluir la restauración de uno de ellos, ya están ocupadas seis casas y una cochera. Los precios oscilan entre los 500 y los 1.200 euros al año y «están a disposición de quien quiera disfrutar de nuestro pueblo y su entorno», según ha explicado el regidor, Miguel Ángel García.

El alcalde ha destacado el Sendero de los valles de Las Cantabranas y Valdelapelilla, que homologado por la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León (FDMESCYL), como punto atractivo del municipio y las zonas aledañas. Se estrenó en julio de 2017, con una aportación de la Asociación La Amistad de 7.000 euros. «Estoy muy orgulloso de la transformación que ha sufrido el pueblo en los últimos ocho años, en buena medida, gracias a la colaboración desinteresada de sus vecinos y vecinas», ha agregado.

Fruto de esa involucración vecinal, el pueblo cuenta con una ruta BTT que nació hace ocho años de la mano del Ayuntamiento y desde hace siete está incluida en el circuito del Instituto del Deporte y la Juventud de la Diputación. El evento, pionero en la comarca, reúne cada año a corredores de prestigio nacional e internacional y en su organización participan unas 100 personas de forma voluntaria y que suele reunir a unas 400 personas, ha comentado García.

El regidor insiste en destacar la importancia del trabajo «altruista» que realizan vecinos y vecinas en el pueblo para la mejora de servicios ante la escasez de ayudas institucionales. «A veces nos contestan que no hay dinero para todos los pueblos y nos tenemos que ocupar nosotros mismos de determinadas averías e instalaciones y, curiosamente, suele salir más barato y luce más», señala. Un ejemplo es la torre de abastecimiento de agua para productos fitosanitarios que da servicio a más de una decena de agricultores de la zona, con una inversión municipal de 1.500 euros.

«A donde no llegan las administraciones llega el esfuerzo vecinal y el del alcalde, porque el presupuesto de un Ayuntamiento como este, de 52 habitantes, es limitado y hay actuaciones prioritarias que no se pueden descuidar», ha sostenido. En ese capítulo se engloban los aproximadamente 2.400 metros cuadrados de repavimentación de calles que ha realizado de manera paralela a la renovación de las redes de abastecimiento de aguas, a punto de concluirse, además de la recuperación del antiguo horno de pan de la localidad para uso y disfrute de sus habitantes y la rehabilitación de la nave central de la Iglesia, en esta ocasión, con colaboración de la Diputación y el Arzobispado.

Al margen de las infraestructuras, el regidor ha expresado su preocupación ante el impacto negativo para la comarca de los problemas de cobertura de la señal de televisión e internet, los recortes en la prestación de la sanidad pública y «la ausencia de iniciativas institucionales de desarrollo vinculadas al gran potencial que tenemos, como es el Valle de las Caderechas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos