El periodo de «peligro alto» de incendios forestales finaliza con un fuego que quema 2 hectáreas en Las Machorras

Imagen del incendio de esta jornada/Twitter Agentes Medioambientales de Castilla y León
Imagen del incendio de esta jornada / Twitter Agentes Medioambientales de Castilla y León

La Junta de Castilla y León rebaja a nivel medio el peligro de incendios forestales, acabada la temporada estival, aunque se mantendrán los operativos

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El 1 de octubre finaliza oficialmente la campaña estival de lucha contra incendios forestales, pero se mantendrán los operativos ya que el riesgo no desaparece de la noche a la mañana. Así, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha rebajado de peligro alto a riesgo medio los avisos por fuegos forestales, ya que las actuales condiciones meteorológicas y el estado en el que se encuentra el campo obligan a mantener las alertas. Y será así, al menos, hasta el 4 de octubre.

Altas temperaturas y poca humedad en el terreno son un buen caldo de cultivo para que se produzcan incendios forestales, esos fuegos de los que nos hemos ido librando en una campaña especialmente positiva, tanto en Burgos como en Castilla y León, en la que se han registrado pcos incendios y de escasa magnitud. Ahora, la Junta rebajará el operativo de medios humanos y técnicos, pero adaptados a las necesidades.

De momento, el último día de la campaña estival se ha cerrado en Burgos con un incendio que ha calcinado 2 hectáreas de matorral en Valle de Luna, en Las Machorras. El fuego se ha declarado sobre la una y media de la tarde y ha quedado extinguido a las seis. En él han trabajado las unidades helitransportadas de Medina de Pomar y Pradoluengo, bomberos de la Diputación, varias autobombas, cuadrillas terrestres y agentes medioambientales.

Buen año

Respecto a la época de peligro alto de incendios forestales, que termina mañana, la Consejería avanza que puede hablarse de un balance halagüeño de la campaña, debido a las intensas lluvias de la primavera, especialmente en marzo y las posteriores de junio, que han mantenido un nivel de humedad elevado en la vegetación, lo que ha permitido que los fuegos iniciados progresaran lentamente, a pesar de haber tenido unos meses de agosto y septiembre bastante cálidos.

La Junta destaca también la mayor concienciación de la población, uno de los principales factores que han hecho posible que este años se registre un número de incendios forestales muy bajo. Para los próximos días, la Consejería insiste en la recomendación de extremar la prudencia en las actividades de trabajo y ocio al aire libre para evitar el inicio de un posible incendio y, en caso de observar algún conato, alertar siempre a través del 112.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos