El personal sanitario de Burgos denuncia un «debilitamiento» del sistema público

Centro de salud de Burgos/JAQ
Centro de salud de Burgos / JAQ

La Junta de Personal del Área de Salud de Burgos ha rechazado la gestión basada en «reducir plantillas y empeorar las condiciones laborales»

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Junta de Personal del Área de Salud de Burgos ha manifestado su defensa en favor de la sanidad pública en Castilla y Léon. Lo ha hecho a través de un comunicado, en el que expresan que «las actuales movilizaciones en el diagnóstico sobre la precarización del sistema, tras 8 años de recortes y de políticas de austeridad, debilitan al sistema público».

«Rechazan» la gestión basada en «reducir plantillas y empeorar las condiciones laborales». Y hacen especial hincapié en atención primaria y en las zonas rurales. Además, desde la Junta creen que tienen una «sobrecarga» de trabajo, así como «una reducción y congelación de sueldos y un aumento de jornada no retribuido».

En el escrito también hacen referencia a que la actual situación «no se debe solo a los recortes». consideran que la política de personal se caracteriza por «una alta temporalidad, con procesos de oposición escasos, interminables y en varias ocasiones anulados por una pésima elaboración de la convocatoria». En cuanto al personal fijo, «se ven imposibilizados de ejercer el derecho a cambiar de destino por la práctica inexistencia de concursos de traslados».

Entre las cuestiones que rechazan, el sistema de elección de mandos que emplea la Consejería, «basado en la libre designación, queha premiado más la afinidad ideológica que la competencia profesional». Se manifiestan en contra de la gestión de las listas de esperan, que «se están incrementando por las desinversiones en el Sistema Público, al tiempo que se parchean dereivando actividad a empresas privadas».

En general, la Junta de Personsal demanda «más personal, más transparencia y menos maquillaje de cifras». Y, por ello, se oponen a «la privatización de actividades no sanitarias que no han emostrado más calidad, acaban siendo más caras y hacen perder capacidad al sistema público al renunciar a la gestión directa de dichas tareas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos