La Policía Nacional detecta un «aumento exponencial» de los ciberdelitos en Burgos

La Policía Nacional detecta un «aumento exponencial» de los ciberdelitos en Burgos

El comisario jefe provincial demanda más medios personales para el cuerpo, pero insiste en que Burgos es una provincia «muy segura» durante la celebración de los Ángeles Custodios

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

A lo largo de los últimos meses se ha registrado un «aumento exponencial» de los delitos vinculados al comercio electrónico. Así lo ha asegurado hoy el comisario jefe provincial de Burgos, Jesús María Nogales, que ha presidido los actos de celebración de los Ángeles Custodios, patronos de la Policía Nacional, que han contado con la participación de cientos de agentes, así como de representantes de la sociedad civil, política y militar de la provincia.

En este sentido, el propio Nogales ha mostrado su preocupación por el incremento de los ciberdelitos, cuyas estadísticas continúan al alza. «Estamos haciendo un esfuerzo» por poner coto a este tipo de delincuencia, «pero nos sigue fallando algo», ha reconocido. Eso sí, a su juicio, la respuesta a esta preocupación no tiene que ver tanto con la formación de los agentes, ya que la Policía Nacional es uno de los cuerpos «mejor formados» en esta materia, sino con otros aspectos. De hecho, ha destacado, es curioso que hasta «los delitos más tradicionales y más toscos siguen funcionando en internet».

Tampoco tiene que ver esta circunstancia, a su juicio, con el evidente «déficit de personal» que arrastra el cuerpo desde hace varios años. Y es que, aunque de primeras pueda parecer obvio que cuantos más recursos haya mejores resultados se van a obtener, muchas veces la «eficacia» no está correlacionada.

A la espera de nuevos agentes

Aún así, es innegable que a las tres comisarías de la provincia (Burgos, Miranda y Aranda) necesitan personal. Ahora mismo, ha reconocido Nogales, la cobertura de plazas alcanza un volumen de entre el 80 o el 85 por ciento. Esto es, que el déficit de personal supera el 15%, una tasa muy similar a la que tienen otros cuerpos policiales e, incluso, otras áreas de la administración. La diferencia más palpable es que, en el caso de la Policía Nacional, la reposición de una plaza se puede retrasar durante tres años mientras se convoca, se lleva a cabo el concurso y se supera la formación.

El mensaje positivo en este caso es que, tras varios años en los que la oferta de empleo público ha estado prácticamente paralizada, la Dirección General de Policía se ha puesto manos a la obra y ya está lanzando convocatorias de alrededor de 3.000 plazas para toda España, una tendencia que Nogales confía en que se mantenga a lo largo de los próximos años. Esto quiere decir que, a partir de 2019, las plantillas del cuerpo, incluidas las tres de Burgos, empezarán a incrementarse. ¿Hasta qué punto? El propio Nogales ha asegurado que «lo ideal» sería contar con una cobertura de plazas de entre el 93 y el 95 por ciento.

Ciudad segura

Sea como fuere, el comisario jefe ha querido poner en valor el trabajo desarrollado por el cuerpo en la ciudad y la provincia, ya que está «afrontando con mucha calidad el déficit de personal» a base de esfuerzo y dedicación. De hecho, los resultados están sobre la mesa. «Los números, en parametros generales son muy buenos. Evidentemente, siempre hay cosas por mejorar, pero Burgos es una ciudad muy segura».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos