La provincia amaneció cubierta por un manto blanco

Medina de Pomar no se ha librado de la nevada/PTI
Medina de Pomar no se ha librado de la nevada / PTI

La fuerte nevada caída durante la madrugada del miércoles dejó acumulaciones de hasta 30 centímetros en algunas zonas y complicó la circulación en las carreteras

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

No ha sido un episodio especialmente grave, pero sí repentino. La intensa nevada caída en toda la provincia durante la pasada madrugada ha dejado acumulaciones de hasta 30 centímetros en alguna zona de Las Merindades.

Allí, localidades como Villarcayo, Medina de Pomar o Espinosa de los Monteros han amanecido cubiertas por la nieve, pero nada que ver con alguno de los episodios vividos ya este invierno por esas latitudes. De hecho, en las zonas altas de la Cordillera Cantábrica se acumulan ahora mismo más de dos metros de nieve tras los últimos episodios.

La nevada ha sido también especialmente intensa en La Bureba, Pinares y el Alfoz de la Capital, mientras que en comarcas como Arlanza o Ribera de Duero, el episodio no ha sido tan virulento. De hecho, a estas horas ha comenzado ya a llover en muchos puntos de la mitad sur de la provincia, lo que está ayudando a reducir la incidencia de la nieve y eliminar las numerosas placas de hielo que se han ido formando durante las primeras horas del día.

Esta fotografía de situación, como es habitual, ha generado multitud de problemas en las carreteras. Así, vías como la A-1, la AP-1, la N-I, la A-231 o la propia circunvalación de la capital han sufrido diferentes restricciones. De hecho, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha procedido a embolsar camiones en varias de las vías de la red principal durante las primeras horas de la mañana, una medida que ya se ha levantado. Eso sí, el atasco en la circunvalación de Burgos ha sido monumental.

Aún más complicada está siendo la situación en la red secundaria. A estas horas permanecen cortados al tráfico los puertos de Lunada y Estacas de Trueba. también ha estado cortada durante buena parte de la mañana la N-629 en el entorno de La Mazorra, pero ya se ha abierto a la circulación con cadenas. También se están registrando problemas en el Alto de Bocos, en la A-231, en la Ap-1 y en la N-I, fundamentalmente en el entorno de la capital.

Las medidas «han funcionado»

En este sentido, el subdelegado del Gobierno, Roberto Saiz, ha reconocido que la nevada ha provocado numerosas molestias, ya que el episodio «ha sido brusco». Sin embargo, «las medidas puestas en marcha están funcionando», más allá de que sean «incómodas», ha asegurado tras la reunión del gabinete de coordinación ante emergencias.

Sea como fuere, ha añadido, la previsión meteorológica apunta a que la situación «mejorará» a lo largo de las próximas horas, con un incremento de las temperaturas que ayudarán a deshacer la nieve.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos