El PSOE solicita en las Cortes la restitución de los horarios de los autobuses entre Burgos y Soria

El procurador socialista Luis Briones./BC
El procurador socialista Luis Briones. / BC

Los socialistas de Salas de los Infantes dieron un plazo de una semana a la Junta para obligar a la concesionaria a rectificar

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León ha registrado una Proposición no de Ley para que la Consejería de Fomento realice las gestiones necesarias para que la empresa concesionaria del servicio de transporte regular de viajeros entre Burgos y Soria restituya el calendario de horarios de autobuses con el que operaba hasta el pasado 25 de febrero.

Los socialistas exigen a la Junta que intervenga para que la empresa rectifique la decisión unilateral de modificar las condiciones del servicio, «ocasionando un importante perjuicio a los usuarios y usuarias de la comarca». Por ello, la Agrupación del PSOE de Salas de los Infantes concedió un plazo de una semana a la administración autonómica para que apelara a la concesionaria a mantener los horarios anteriores a este cambio.

El PSOE de Salas denunció ya en el primer día de la entrada en vigor del nuevo calendario que, entre los primeros afectados, destaca el trastorno que había supuesto para un grupo de estudiantes del Instituto de Educación Secundaria Alfoz de Lara, de Salas de los Infantes, que reside en Palacios de la Sierra. El servicio ha dejado de resultarles de utilidad, puesto que, con las nuevas frecuencias llegan tarde a clase y, además, la sustitución del autobús que salía de Salas a Burgos a las 17:15 horas los domingos y festivos por otro que parte a las 09:30 horas también ha encontrado un importante rechazo, según los socialistas salenses.

El procurador socialista Luis Briones recuerda que el transporte en el medio rural es «esencial» para el acceso a los servicios básicos, como la asistencia sanitaria, sobre todo, ante el progresivo aumento de la media de edad de los habitantes. Entiende que los responsables del Gobierno autonómico «están actuando de manera cobarde frente a la empresa adjudicataria en lugar de defender el interés público».

«La Junta de Castilla y León no puede ser ajena a esta problemática que genera serias dudas en la ejecución de un contrato que, de manera unilateral, ha sido modificado por parte de la empresa, pudiendo haber conculcado alguna de las condiciones particulares que fueron requisito para su adjudicación, como el mantenimiento de los servicios, frecuencias y horarios de los autobuses», concluye.