Aconsejan a la Ribera del Duero usar menos barrica y más elaboración

Parque de barricas de una bodega de la Ribera del Duero. /J. I. Berdón
Parque de barricas de una bodega de la Ribera del Duero. / J. I. Berdón

El director de la 'Guía Peñín' ha destacado la frescura, fruta y suavidad de la cosecha 2018 y se ha mostrado sorprendido por la excelente evolución en la crianza y reserva de la añada 2016

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El director de la 'Guía Peñín', Carlos González, ha aconsejado este martes a las bodegas de la Denominación de Origen Ribera del Duero que den menos protagonismo a las barricas y trabajen más la uva cuando elaboren sus vinos, según recoge la agencia EFE.

El comité de cata de esta publicación ha estado estos días probando en la sede del Consejo Regulador en Roa más de 600 referencias para recoger sus puntuaciones y comentarios en la edición de 2020.

Según González, los vinos de la Ribera del Duero tienen un gran nivel y la DO ha hecho un gran trabajo en los últimos años para indicar a las bodegas el estilo mínimo que las puede hacer merecedoras de la contraetiqueta.

No obstante, el director de la 'Guía Peñín' considera que la uva tempranillo tiene un gran potencial y, aunque sea la variedad mayoritaria en la Ribera del Duero, se elaboran vinos de estilos muy diferentes.

En su opinión, el consumidor tiende cada vez más a vinos con más presencia de la fruta. «El consumidor es lo que te va pidiendo: singularidad y frescura, que te lo aporta el matiz variedad. La madera se comporta igual en todos los lados», ha señalado.

Por ello, ha pedido a las bodegas que trabajan más este aspecto. «Se notan aquellos elaboradores en los que la madera está en un segundo plano y salen aromas mucho más frescos y agradables», ha afirmado.

En cuanto a las añadas catadas, ha destacado la frescura, fruta y suavidad de la cosecha 2018 y se ha mostrado sorprendido por la excelente evolución en la crianza y reserva de la añada 2016.

En cuanto a 2017, el año en el que se sufrió una fuerte helada y una drástica reducción de la producción, Carlos González ha indicado que han catado vinos interesantes, «aunque se nota un escalón hacia atrás».