Una aplicación móvil mejorará la trazabilidad y calidad en Ribera del Duero

Momento de la firma del convenio entre Enrique Pascual y Juan Carlos Suárez-Quiñones. /S. G.
Momento de la firma del convenio entre Enrique Pascual y Juan Carlos Suárez-Quiñones. / S. G.

Itacyl y el Consejo Regulador han firmado un convenio para implantar la herramienta CartoDruid

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZ

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el presidente de la Denominación de Origen Ribera del Duero, Enrique Pascual, han firmado un convenio para implantar en la zona vitivinícola la herramienta CartoDruid con el fin mejorar la trazabilidad en sus procesos y aumentar la calidad de sus vinos. La aplicación de este acuerdo busca desarrollar soluciones, guías de trabajo y protocolos de intercambio de información que solventen las necesidades que tiene el Consejo Regulador y las empresas amparadas por él, utilizando herramientas gratuitas existentes y los servicios telemáticos ya proporcionados por el Itacyl.

Además, el convenio servirá para detectar necesidades que sean la base de líneas de trabajo futuro. Para ello se analizará la problemática de las empresas desde distintas ópticas como el tamaño, sector o el perfil tecnológico, buscando localizar barreras que puedan impedir o dificultar el acceso de determinadas empresas a este tipo de tecnologías. En estos estudios, se tendrán en cuenta los puntos en común y similitudes que puedan existir con otros sectores diferentes al vitícola para trasladar los resultados y herramientas a otros ámbitos de la actividad agroalimentaria. El convenio está abierto a que nuevas entidades se adscriban para acceder a los servicios, herramientas y resultados obtenidos en el mismo.

El objetivo final es mejorar la calidad de los productos de este sector en Castilla y León. Para lograrlo se plantean una serie de proyectos piloto que buscan determinar aspectos de mejora en los que las tecnologías de la información, y en especial CartoDruid, pueden ser de ayuda. Para ello los requisitos tecnológicos se analizarán desde cuatro perspectivas. La primera de ellas es la mejora de la productividad de la organización, la aplicación de tecnologías móviles permitirá reducir los tiempos y tareas manuales que requieren las tareas de recogida de información en campo, en las 23.205 hectáreas de viñedo inscrito de la DO Ribera del Duero que gestionan 8.148 viticultores.

Otro de los enfoques será la mejora de la trazabilidad de los productos agroalimentarios. El uso de herramientas y dispositivos móviles puede ser el medio para garantizar un control de calidad con trazabilidad completa desde el origen. En el caso de la DO Ribera del Duero, de las 33.828.041 botellas que las bodegas han puesto en el mercado hasta el pasado mes de abril.

También se analizará cómo explotar la información geográfica. Para ello se va a apoyar a las entidades en el manejo de la información recogida en campo y su uso de cara a la consecución de los objetivos de la organización.