El Ayuntamiento de Aranda exige que se aísle un gallinero por ruidos

Ayuntamiento de Aranda de Duero. /BC
Ayuntamiento de Aranda de Duero. / BC

El vecino presentó una denuncia aduciendo que el ruido de las aves le despertaba a las cinco de la madrugada

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

El Ayuntamiento de Aranda exige al dueño de un gallinero situado en una vivienda de la pedanía de La Aguilera, que lleve a cabo las medidas correctoras necesarias para evitar el ruido que provocan las once aves durante la noche. Esa resolución de la junta de gobierno local llega una vez concluido el expediente abierto por una denuncia del vecino que detallaba que todas las noches sufría desvelos a las cinco de la mañana.

«Se realizaron las mediciones al respecto y el resultado fue que se sobrepasaba el nivel de decibelios permitido por la ley de ruidos», ha detallado el portavoz municipal, Emilio Berzosa. Por ello, se le notificará al propietario que debe de solventar esta situación, «procediendo a aislar el mismo». En este sentido, Berzosa detalló que la denuncia data de hace alrededor de un año y el expediente se ha estado instruyendo todo este tiempo.