La red de calor de Aranda dará servicio a 3.300 hogares en su primera fase

Carlos Moreno, responsable de la empresa. /S.G.
Carlos Moreno, responsable de la empresa. / S.G.

El consejero de Fomento participa en el acto de presentación del proyecto, al que califica como «un ejemplo de modernidad»

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZ

Un total de 3.300 hogares de Aranda de Duero se podrán beneficiar de la primera fase de la red de calor con Biomasa que comenzará a funcionar en un plazo de algo más de un año. La empresa Rebi, impulsora del proyecto, trabaja desde hace diez meses en la construcción de una planta de biomasa y, a la par, realiza las obras para llevar la energía hasta comunidades de vecinos y edificios públicos. La red de calor supondrá una inversión de ocho millones de euros y la creación de 40 puestos de trabajo.

El consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, ha participado este jueves en el acto de presentación de la iniciativa empresarial, que ha calificado como «un ejemplo de modernidad y compromiso con el medio ambiente». En esta línea, ha detallado que este tipo de energía supondrá un ahorro para los ciudadanos en varios aspectos, «en la factura en alrededor de un 20% y en tranquilidad porque no hay calderas». Suárez Quiñones ha incidido en que la planta de biomasa colocará a Aranda de Duero «en el ranking de ciudades sostenibles».

La red de calor tendrá un total de doce megavatios de potencia instalada generarán 45,5 millones de kilovatios de energía térmica en una central que consumirá 13.500 toneladas de biomasa local al año. Los edificios conectados dejarán de emitir 14.700 toneladas de CO2 a la atmósfera, según los datos facilitados por la empresa. El combustible, en este caso, procede de la limpieza de los bosques de la provincia, actividad que genera riqueza y disminuye el riesgo de incendios.

La empresa, además de las obras, también va a comenzar las labores comerciales y de información a los clientes, aunque todavía queda más de un año para que el proyecto sea una realidad. «Hace ahora diez meses que empezaron las labores para demoler la mitad de la nave y a día de hoy la tenemos prácticamente terminada a falta de la cubierta y rematar las conexiones del equipamiento», explica el encargado de la obra civil, Carlos Moreno. El inicio de la apertura de zanjas en las calles para introducir los tubos preaislados se ha iniciado también, trabajos que comenzaron los pasados meses por las afecciones a Adif y Fomento haciendo las perforaciones horizontales.

Funcionamiento

La Red de Distribución de Calefacción y Agua Caliente Sanitaria tiene su origen en una planta térmica situada en la calle Santander de Aranda de Duero. De la central parten varios ramales independientes. Por las tuberías discurre energía térmica en forma de agua caliente a una temperatura de 90 grados centígrados, llega a las salas de calderas de los edificios y, a través de un equipo denominado subestación de intercambio ubicado en cada sala, cede su energía al agua del circuito de cada edificio, manteniendo en todo momento la independencia entre los circuitos de la red y de cada edificio mediante un intercambiador de placas.

De esta forma, la caldera central de gas o gasóleo queda apagada pero funcional. En ese momento se produce el cambio de un combustible fósil a uno renovable, la biomasa, con la misma generación de calor que el servicio actual. Paralela a la tubería de ida, trascurre la de retorno, que vuelve con agua fría a la central térmica, ambas totalmente aisladas para minimizar la pérdida de calor en los kilómetros de red.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos