Declaradas BIC las sargas del monasterio de San Pedro Regalado en La Aguilera

Antiguo Sepulcro de San Pedro Regalado en el convento de La Aguilera./M.A.S./ElNorte de Castilla
Antiguo Sepulcro de San Pedro Regalado en el convento de La Aguilera. / M.A.S./ElNorte de Castilla

Se trata de 15 pinturas sobre tela de lino que presentan escenas de la vida del Santo

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

Las sargas del siglo XVIII del monasterio de San Pedro Regalado de La Aguilera, pedanía de Aranda de Duero, han sido declaradas como Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León. Se trata de un conjunto de quince pinturas sobre tela de lino con ligamento de sarga, que representan iconográficamente, cada una de ellas, una escena de la vida de Santo. El consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado esta declaración de BIC para esta serie que presenta una estética barroca y las características propias del ideario de la Orden Franciscana. La colección de sargas del Convento de la Aguilera constituye un relevante ejemplo de documento histórico y fuente de información directa sobre aspectos sociales de la época, además de ser una de las escasas colecciones realizadas sobre soporte de tela sargas, que han llegado hasta nuestros días en buen estado de conservación.

Esta colección de sargas es parte de la extensa producción del pintor franciscano Diego de Frutos, nacido en Segovia en 1700 y muerto en Valladolid en 1754, repartida entre el Santuario de La Aguilera y el desaparecido Convento de San Francisco de Valladolid, que posteriormente pasaron a formar parte de los fondos del Museo Nacional de Escultura de esta localidad. Tras ser restauradas por el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León, entre los años 2003-2004, fueron reubicadas en el convento de La Aguilera.

El convento conocido como Santuario de San Pedro Regalado en La Aguilera, fue fundado en 1404 por Fray Pedro de Villacreces, reformador de la Orden Franciscana. En este santuario pasó parte de su vida como fraile el que fuera su discípulo, San Pedro Regalado, que llegó a ser superior de este convento.

Temática

La humildad y la pobreza son protagonistas de la temática de las obras. En cuanto a su caracterización iconográfica, San Pedro Regalado se representa con hábito franciscano negro o marrón, con sencillas sandalias, con bastón de caminante y sombrero de amplia ala colgado del cuello y a veces, portando un libro que podría ser un breviario o un libro de oraciones. En ocasiones aparece acompañado de ángeles, resplandores, rayos o aureolas, tan característicos de la estética barroca, en el campo al lado de un río o junto a edificios conventuales, indicando su condición de fundador de los conventos de La Aguilera y El Abrojo. En este sentido, la sarga número 2: 'Un toro se humilla ante el santo', representa el encuentro de San Pedro Regalado con un toro que se había escapado de una corrida, aludiendo a su carácter de patrón de los toreros. La escena se desarrolla en el campo, al fondo se aprecia una ciudad que pudiera ser Valladolid y en el centro, el toro agacha la cabeza en el momento en que el santo le toca con la mano. Este encuentro del santo con el toro y la rendición de este último, fue una escena muy representada, por la gran afición existente a la tauromaquia a finales del siglo XVIII y en los grabados del siglo XIX.