Detenido un furtivo cuando iba a disparar contra dos corzos

Vehículo y arma que utilizó el cazador furtivo/guardia civil
Vehículo y arma que utilizó el cazador furtivo / guardia civil

V.B.C, de 31 años, está acusado de un delito contra la protección de la fauna, al carecer de licencia e intentar cazar en época de veda

EUROPA PRESSBurgos

Efectivos del Seprona de la Guardia Civil de Burgos investigan a un cazador furtivo de 31 años, V.B.C, como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, tras ser sorprendido sin licencia en un terreno cinegético de La Ribera cuando se disponía a abatir dos ejemplares adultos de corzo, según ha informado la Guardia Civil

El pasado martes 27 de marzo una Patrulla del Seprona, en el marco de la Operación 'Vareto', detectó la presencia de un vehículo que, circulando despacio por un camino parcelario, les infundió sospechas.

Preventivamente siguieron su marcha y comprobaron cómo se detenía y, al momento, descendía una persona portando un arma desenfundada, que encaró apuntando hacia el lugar donde se encontraban dos ejemplares adultos de corzo. Estaba atardeciendo y eran las 20:40 horas.

Los agentes actuaron rápidamente para evitar que los animales fueran abatidos, dando el alto al cazador, que reaccionó nervioso al ser sorprendido y se introdujo en el coche. El día en que se produjeron los hechos todavía estaba expresamente prohibida la caza de esta especie, conforme a la orden anual de vedas.

Personados en el lugar, se constató que el arma, un rifle semiautomático del calibre 30-06 Springfield, estaba desenfundada en el interior del habitáculo del coche, comprobándose, a continuación, que se encontraba municionada con un cartucho, pese a ser obligatorio desmunicionar el arma al acabar la jornada para su transporte.

La persona fue identificada y requerida para que mostrara la documentación y autorizaciones necesarias para la práctica de la caza en el acotado en el que se encontraba.

Además de encontrarse en periodo de veda y de carecer de autorización expedida por el gestor para realizar la caza mayor en ese terreno cinegético, se detectaron numerosas infracciones en materia de caza, seguridad ciudadana y al reglamento de armas, irregularidades en las que había incurrido y por las que fue denunciado.

El arma, junto con su guía de pertenencia, ha sido decomisada, al tiempo que se han instruido diligencias contra V.B.C. por delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, que serán entregadas en el Juzgado de Instrucción de Aranda de Duero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos