La Fiscalía pide 20 años para el presunto asesino de la arandina Benita Núñez

Imagen del portal en el que tuvo lugar el asesinato en julio de 2016/Susana Gutiérrez
Imagen del portal en el que tuvo lugar el asesinato en julio de 2016 / Susana Gutiérrez

El Ministerio Público solicita el agravante de género, pues se juzga al exmarido de la víctima, que falleció en julio de 2016

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

20 años de prisión es lo que solicita la Fiscalía para J.T.V.M., de 57 años, acusado del asesinato de su expareja, Benita Núñez, a la que presuntamente apuñaló el 16 de julio de 2016 en su domicilio de Aranda de Duero. En el escrito de acusación provisional del Ministerio Público se solicita la apliación de la circunstancia agravante de género, informa EFE.

Las conclusiones provisionales de la Fiscalía establecen que la noche del 16 de julio de 2016 el acusado acudió a un concierto que se celebró en Aranda de Duero, un encuentro al que también asistió su exesposa, Benita Núñez, acompañada de dos amigas.

Tras finalizar la actuación, J.T.M.V. se dirigió a la vivienda que había servido como domicilio familiar común hasta el divorcio y cuyo uso y disfrute había sido otorgado a la mujer por sentencia de disolución del vínculo matrimonial. Para acceder al interior del piso, situado en el arandino barrio de Santa Catalina, hizo uso de un juego de llaves de su propiedad que aún poseía.

El escrito del Ministerio Público asegura que, después de entrar en el inmueble, el acusado esperó la llegada de su exmujer, lo que se produjo pasadas las 02:00 horas. Fue entonces cuando, al parecer, ambos comenzaron a discutir por el reparto de los bienes comunes y, en concreto, por la atribución de la casa.

Encontrándose en la cocina de la vivienda, el hombre cogió un cuchillo «y se dirigió a ella en actitud de acometimiento mientras ella pedía auxilio diciendo 'no, por favor, no por favor,... no me mates, no me mates'».

Supuestamente el acusado tapó la boca a la víctima para evitar que pidiera auxilio y «con manifiesto ánimo de poner fin a la vida de su exmujer» le asestó dos puñaladas en la zona infraclavicular, resultando la segunda «mortal de necesidad» y «que le ocasionó la muerte casi de forma instantánea».

Asesinato con alevosía

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito consumado de asesinato con alevosía y agravante de género, por el que solicita una pena de veinte años de prisión e inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena y prohibición de acudir y residir en Aranda de Duero durante treinta años.

Asimismo, propone el pago de más de 355.000 euros de indemnización en total para los dos hijos de la víctima, su madre y sus cuatro hermanas. El juicio, por el procedimiento de jurado popular, tendrá lugar el próximo 17 de abril.

 

Fotos

Vídeos