José Joaquín Gomá, nuevo inspector jefe de la Comisaría de Policía de Aranda

Nogales (dcha) y Sáiz (centro) presentaron a Gomá./BC
Nogales (dcha) y Sáiz (centro) presentaron a Gomá. / BC

El nuevo inspector jefe se pone al frente de una plantilla formada por más de 60 agentes en una ciudad que vio cómo en 2017 se reducía un 11,84% la tasa de criminalidad

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

José Joaquín Gomá Torres, burgalés de 59 años, ha sido presentado hoy oficialmente por el subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz, como nuevo inspector jefe de la Comisaría de la Policía Nacional de Aranda de Duero.

Miembro del Cuerpo de la Policía Nacional desde 1981 y licenciado en Ciencias Políticas, Gomá ha ocupado diferentes destinos relacionados con Extranjería y Seguridad Ciudadana. Llega a la capital ribereña desde la División de Cooperación Internacional, dependiente de la Dirección General de Policía y enclavada en Madrid.

Jesús María Nogales, inspector jefe Provincial de Burgos, que ha acompañado a Gomá en su bienvenida oficial y en su presentación a la alcaldesa de Aranda, Raquel González, ha destacado su vinculación con la provincia de Burgos, lo que contribuirá a dotar de estabilidad su presencia en la capital ribereña.

«Su vocación es trabajar por Aranda, lo que es fundamental para que la plantilla se sienta acogida e integrada y las políticas de seguridad sean efectivas y redunden en beneficio de todos», ha subrayado Nogales.

Gomá, que recibirá en breve el apoyo de un subinspector, se pone al frente de una plantilla conformada por algo más de 60 agentes, lo que la sitúa en la media de la dotación policial de las comisarías españolas, que rozan el 80%.

Por otra parte, la tasa de criminalidad de Aranda de Duero se redujo un 11,84% durante el año 2017, año en el que se registraron, en total, 982 infracciones penales acumuladas entre enero y diciembre, frente a las 1.114 que se contabilizaron en el ejercicio anterior.

Estas cifras sitúan la tasa de criminalidad, el número de infracciones penales cometidas por cada mil habitantes, en un total de 13,4, unos valores que muestran una estabilización de la criminalidad a pesar del desarrollo probado. «Aranda de Duero sigue siendo una ciudad segura», ha asegurado el subdelgado del Gobierno.

 

Fotos

Vídeos