El juzgado reactiva el proceso contra la licencia de apertura de la plaza de toros de Aranda

Plaza de toros de Aranda de Duero. /El Norte
Plaza de toros de Aranda de Duero. / El Norte

La Plataforma Ciudadana presentó un recurso contra la legalidad del acuerdo por graves incumplimientos

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

El juzgado de lo Contencioso Administrativo de Burgos ha reactivado el procedimiento judicial emprendido por la Plataforma Ciudadana por la Plaza de Toros quien recurrió la legalidad de la licencia de apertura del coso arandino propiedad de Victoriano del Río. El procedimiento estaba suspendido a la espera de que se concluyeran otros aspectos judiciales como la legalización del uso excepcional en suelo rústico de los aparcamientos. Ahora el juzgado alza la suspensión y acepta a los testigos pedidos por las partes.

La licencia de apertura de la plaza de toros, propiedad de Victoriano del Río, se aprobó en una Junta de Gobierno Local a finales de agosto de 2014, solo con la presencia de cuatro de los ocho miembros del órgano ejecutivo, pertenecientes todos al Partido Popular. En este caso, votaron a favor la alcaldesa, Raquel González y los concejales Alfonso Sanz, Azucena Esteban y Maria Ángeles Marín. No acudiendo a la cita los otros cuatro miembros, Ángel Calvo, Celia Bombín, Javier Rojas y Diego Velázquez. El asunto, según el procedimiento emprendido por la plataforma ciudadana, no se ajusta a la legalidad, argumentando que se concedió la licencia de apertura y primera ocupación sin haber realizado la pertinente inspección urbanística, con todos los informes jurídicos municipales contrarios, y con falta de documentación visada y certificada, entre otros aspectos que se esgrimen en el recurso.

El juzgado cita ahora a los testigos en el proceso judicial. El dueño del coso, Victoriano del Río, solicita la testificación por escrito de la actual alcaldesa en funciones, Raquel González, el concejal de urbanismo en funciones, Alfonso Sanz y el ex alcalde (2003-2007), Ángel Guerra. Los tres declararan por escrito, ya que se pueden acoger a ello al ser cargos públicos. Se suma también como testigo del propietario, su hijo Pablo del Rio, arquitecto redactor del proyecto.

Por parte del colectivo ciudadano, se piden las declaraciones por escrito del ex secretario municipal del Ayuntamiento. En vista oral se solicita que acudan como testigos la letrada de obras que realizó los informes y un arquitecto municipal. Asimismo, se pide la presencia del ex concejal del PP, Diego Velázquez, quien en declaraciones públicas ha mantenido de forma reitera que fue expulsado de una comisión de gobierno por manifestar que iba a votar en contra del asunto de la plaza de toros. También se pide la comparecencia de la concejala en funciones, Celia Bombín quien no acudió a ninguna de las juntas de gobierno en la que se aprobaron los asuntos referentes al coso taurino.