Su primer menú degustación

Alberto García, en la clase que impartió a los escolares. /S. G.
Alberto García, en la clase que impartió a los escolares. / S. G.

El chef Alberto García ayuda a los alumnos del CRA Valle del Riaza de Burgos a sumergirse en el mundo de los fogones

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZBurgos

Enseñar a los más pequeños los primeros secretos para elaborar un menú degustación, protagonizado por diferentes tipos de setas. Ese es el reto que se planteó el chef del restaurante La Casona de La Vid, Alberto García, con la ayuda del Colegio Rural Agrupado Valle del Riaza. El centro de Milagros (Burgos) le propuso realizar una actividad con los alumnos de los diferentes cursos que estuviera enmarcada dentro de las jornadas micológicas. Una programación impulsada por segundo año y que ha aglutinado actividades como salir al campo a recoger setas, una charla sobre los distintos tipos de hongos, sus características y, como colofón, una clase de cocina a cargo de este profesional, que fue reconocido en 2017 con el Bib Gorudmand que otorga la Guía Michelin.

El Centro Cultural Vela Zanetti de Milagros, por motivos de espacio, se convirtió en una cocina improvisada con la participación de los pequeños, que estuvieron acompañados también por sus padres y madres, que colaboraron de forma activa. «Ahora que están tan de moda los menús degustación, que tanto lo escuchan los niños, he pensado que es bueno enseñar la manera de diseñarlo, enmarcándolo en la temática de las jornadas con la presencia de diversos tipos de setas», detalló el cocinero.

Cuatro grupos

De esta manera, se dividió a los niños por edades en cuatro grupos, desde los más pequeños de cuatro años hasta los mayores de doce. «Dependiendo de las edades que tengan, vamos subiendo la dificultad del plato. También los más pequeños tendrán ayuda de padres y profesores», explicó Alberto.

El resultado fue un menú digno de la carta de un gran restaurante a base de un plato de setas escabechadas, un arroz con boletus, merluza con sinfonía de setas y un pollo de corral guisado con setas. Desde la selección de los hongos, la preparación de los ingredientes, hasta el troceado de la merluza, pasando por el nivel de cocción que tiene que llevar el arroz o el control del tiempo al fuego, fueron algunos de los conceptos que conocieron los más pequeños. «Yo creo que han terminado encantados. Me gusta mucho trabajar con niños, ya que aprenden y muestran tanto interés», concluyó el cocinero.

De cara al futuro, Alberto García ya prepara otras actividades de cocina para los más pequeños, según desveló. Su siguiente reto será una clase intergeneracional.