Sonorama Ribera limita el aforo a 6.000 personas en la Plaza del Trigo

La Plaza del Trigo abarrotada en un concierto de una pasada edición. /S. G.
La Plaza del Trigo abarrotada en un concierto de una pasada edición. / S. G.

El sábado se incrementará el control con un helicóptero

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZ

El aforo del escenario de Sonorama Ribera en la Plaza del Trigo se limitará a 6.000 personas. La zona de conciertos contará con solo dos accesos de entrada por la Plaza de la Constitución y la calle Josefina Arias de Miranda y, el resto de vías serán de salida. Además, el control se incrementará el sábado con la presencia de un helicóptero de la Policía Nacional. El centro de coordinación de seguridad se situará en la Casa de los Fantasmas y cuando se alcance el aforo completo, se prohibirá la entrada a la plaza.

Ese ha sido uno de los aspectos estrella que se han abordado en la reunión de la Junta de Seguridad Local en la que se determinan los dispositivos que se pondrán en marcha durante la celebración de la cita entre el 7 y 11 de agosto. El encuentro ha estado presidido por el alcalde en funciones, Francisco Javier Martín Hontoria y el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente. En la reunión han estado presentes representantes de la organización, los grupos políticos, Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Bomberos, hospital, Cruz Roja y voluntarios de Protección Civil.

El subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, ha incidido en que la organización de la cita ha cumplido todas las medidas de seguridad requeridas en un proceso que «no ha comenzado ahora, llevamos casi desde que terminó la pasada edición». De la Fuente también ha confirmado que, durante el festival, la Policía Local contará también con el respaldo de los efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil, además de contar con agentes de apoyo desde Burgos.

En la plaza del Trigo, según ha desvelado el concejal de Protección Ciudadana, Fernando Chico también «se ha realizado un estudio para garantizar la estabilidad y seguridad de la zona de conciertos, que cuenta con varias bodegas subterráneas». La zona de acampada en el Parque General Gutiérrez ha sido otro de los focos de atención. «Allí se ha reparcelado para dejar más espacio entre las tiendas de campaña, se ha sacado de allí los conciertos y será obligatorio que se identifiquen todas las personas que estén acampados», ha detallado el edil. El aforo del camping se ha fijado en 10.000 personas y se han habilitado nuevas zonas de aparcamiento.