El viñedo de Ribera del Duero evita por el momento los daños de las tormentas

Racimos de uva de la DO Ribera del Duero. /Fran Jiménez
Racimos de uva de la DO Ribera del Duero. / Fran Jiménez

Los servicios técnicos de la DO han constatado que los 20 litros de media que han caído este fin de semana en la Ribera han aportado más beneficios que perjuicios

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El viñedo de la DO Ribera del Duero ha evitado por el momento el daño de las tormentas del fin de semana, según ha confirmado a EFE el Consejo Regulador. Los servicios técnicos de la DO han constatado que los 20 litros de media que han caído este fin de semana en el territorio de la Ribera del Duero han aportado más beneficios que perjuicios a las viñas. «Han sido 20 litros en cuatro o cinco horas, con máximos de 8 litros por hora, son lluvias normales de final de verano», explicó Alberto Tobes, responsable de experimentación y ensayo en el Consejo Regulador.

El agua caída, en su opinión,  permitirá que las uvas engorden algo más, pues las bayas venían pequeñas, si bien va a ralentizar el ritmo de maduración, que en las dos primeras semanas iba rápido, con un adelanto de 6 a 8 días con respecto al año pasado.

También ha negado que las inundaciones que en la tarde del domingo sufrían algunas parcelas concretas en la denominación de origen sean preocupantes. «Se trata de viñas en zonas bajas, valles o lugares sin salida del agua, pero hoy hemos constatado que está todo secándose muy bien gracias a la brisa que se ha levantado», ha señalado.

En cuanto al riesgo de que aparezca botritis si continúa el tiempo húmedo y cálido, con lluvias intermitentes, Tobes ha indicado que se combate con una buena viticultura y cuidado de la viña. «Si no hay infección primaria ni heridas en los racimos, si están bien expuestos y deshojados, si la carga de la planta no es excesiva y los racimos no están prietos y apelotonados... no me preocuparía».

Los servicios técnicos recomiendan esperar y observar cómo evoluciona la climatología antes de iniciar un tratamiento que podría ser inútil. Igualmente indican que el tiempo que haga en las dos próximas semanas determinará el inicio de la vendimia en la Ribera del Duero, aunque ellos calculan que si es favorable, estará generalizada la recogida de uva en la primera semana de octubre.