SalArte se reinventa y crea una nueva obra a partir de la escultura de Cristino destrozada

La asociación SalArte trabaja con voluntarios para crear una nueva escultura. /BC
La asociación SalArte trabaja con voluntarios para crear una nueva escultura. / BC

Varias obras de arte de la asociación SalArte de Salas de los Infantes sufrieron destrozos | Ante la imposibilidad de recuperar una de ellas la han convertido en una nueva escultura, también con carácter local

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Hace varias semanas, el espacio conocido como La sala de estArt que la asociación Salarte Lab. Laboratorio Efímero tiene en Salas de los Infantes, sufrió varios destrozos. Se trata de un espacio exterior recuperado después de haber sido la antigua depuradora del pueblo. Allí hay esculturas, bancos, espacio verde y un edificio para acoger otras actividades.

Dos esculturas y otras partes de la instalación fueron dañadas y destrozadas. Cuando se habla de destruir y se busca un antónimo está claro, crear. Parece que destruir y crear son actos que se anulan pero en el imaginario artístico no siempre es así. En este caso, la creación se ha alimentado de la destrucción, destruir ha dado como resultado la creación de arte, eso sí, por otras manos y otras mentes.

Una de las esculturas que mayor destrozos sufrió fue el esqueleto de un dinosaurio en color naranja obra del artista burgalés Cristino Díez, que este cedió a SalArte. Ante la imposibilidad de restaurarlo, la asociación se reunió y en una lluvia de ideas surgió la posibilidad de emplear los restos de la escultura para crear una nueva que representase un esqueleto de dinosaurio que esta siendo descubierto en una excavación arqueológica. El artista Cristino estuvo de acuerdo, como señalan desde la asociación, «estaba muy roto, sobre todo las costillas y se iba a necesitar mucho trabajo, sobre todo de Cristino, para dejarlo igual, pero teníamos claro que queríamos restaurarlo».

Imagen de los trabajos.
Imagen de los trabajos. / BC

Escutlura original.
Escutlura original. / SalArte

Este fin de semana han estado trabajando en ello y desde SalArte se hace un llamamiento para que, durante las tardes de esta semana, quien lo desee se acerque por La sala de estArt para ayudar en la tarea de restauración. Ya se ha hecho un hoyo, se han colocado los 'huesos' del dinosaurio, se ha echado tierra sobre ellos y posteriormente se echará cemento y cola y se colocará una valla para que la gente respete la nueva escultura.

Los planes de la asociación SalArte es que la obra esté concluida para la noche de San Juan. Para el 23 de junio la asociación ha preparado una noche especial en la que se hará la típica hoguera de San Juan y se amenizará el evento con un concierto tributo a Sabina. En función de la gente que se anime a participar, las actividades para esa noche se podrían ampliar. Además de esta escultura, la instalación eléctrica también tiene que estar concluida para esa noche.

Otra de las obras que sufrió destrozos fue un cocodrilo del artista Rubén Arroyo que resptaba por el suelo con la boca abierta. Los vándalos hicieron fuerza sobre la boca y se rompió. Esta obra también será restaurada.

El cocodrilo, obra del artista Rubén Arroyo, también sufrió destrozos.
El cocodrilo, obra del artista Rubén Arroyo, también sufrió destrozos. / BC

Preparando el verano

De cara al verano, SalArte está preparando un completo programa cargado de actividades. La sede de la asociación, La sala de estArt acogerá un recital de micro abierto, el festival local Ind-punk y, para finales de agosto o primeros de septiembre, se quiere realizar una exposición artística como la que se hacía en Navidad, un SalArte veraniego.

El objetivo de esta asociación es lograr que este espacio de Salas de los Infantes acabé convertido en un jardín escultórico, un lugar agradable en el que estar y del que sentirse orgulloso.

Más información