La Semana Santa permite cerrar marzo con un incremento del 7,69% de viajeros

La Catedral sigue siendo uno de los grandes referentes turísticos./GIT
La Catedral sigue siendo uno de los grandes referentes turísticos. / GIT

Durante el pasado mes de marzo se registraron en la provincia un total de 97.869 pernoctaciones por parte de 62.494 viajeros, más que en 2017, cuando la Semana Santa cató en abril

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La temprana celebración de la Semana Santa este año ha permitido que Burgos mejore presente unos magníficos datos turísticos en marzo. Según el último informe emitido por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el mes pasado visitaron la ciudad 62.494 viajeros, es decir, 21.151 más (un 51,15%) que en febrero y, sobre todo, 4.468 más que en marzo de 2017. Eso implica un incremento interanual del 7,69%.

En este sentido, cabe destacar la incidencia del turismo extranjero en la estadística. Y es que, mientras el número de viajeros nacionales se incrementó un 5,79% hasta los 48.346, el de viajeros de origen extranjero se disparó un 14,7% hasta los 14.148. Sin duda, la Semana Santa fue clave a este respecto.

Como es lógico, ese significativo incremento del volumen de viajeros tuvo también su reflejo en el número de pernoctaciones, aunque la subida en este caso no fue tan pronunciada. Así, en marzo se registraron un total de 97.869 pernoctaciones en los establecimientos hoteleros de la provincia. Se trata de 6.027 pernoctaciones más que en marzo de 2017, es decir, un incremento del 6,56%. En este caso, las pernoctaciones de viajeros nacionales se incrementaron un 5% hasta las 77.278 y las de extranjeros se elevaron un 12,86% hasta las 20.595.

Escasa estancia media

Se trata, en definitiva, de buenos datos en términos generales, pero que han de ser relativizados. Y es que, como viene siendo ya costumbre en los últimos años, la provincia continúa arrastrando un enorme problema de retención de turistas. Así, con una estancia media de 1,57 noches por viajero, Burgos se mantiene a la cola de la comunidad autónoma en este sentido. Y no es que Castilla y León destaque en este ámbito en comparación con otros territorios.

Asimismo, los datos han de ser valorados teniendo en cuenta que la Semana Santa lo condiciona todo. El año pasado cayó en abril y los datos de ese mes fueron también muy significativos.

Lo que no cambia es la procedencia de los viajeros nacionales. La cuarta parte de los mismos provienen de Madrid, mientras que el 15% lo hace de otras provincias de Castilla y León. Por detrás, catalanes y vascos con un peso relativo del 10% cada colectivo dentro de la estadística.

En total, en marzo estaban registrados en la provincia 203 establecimientos hoteleros, con 4.800 habitaciones y 8.851 plazas, dando empleo a 989 personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos