Sindicatos y patronal piden 'prudencia' con el fin de los coches diésel y gasolina

Un trabajador de la linea de la fabrica Michelin de Aranda de Duero. /BC
Un trabajador de la linea de la fabrica Michelin de Aranda de Duero. / BC

Emiliana Molero, de la Confederación de Asociaciones Empresariales, ha recordado que el sector de la automoción en Burgos tiene un peso importante

EFEBurgos

La UGT, CC.OO y la patronal de Burgos han coincidido hoy en que el anuncio del Gobierno de poner fecha de caducidad a la venta de coches con motores diésel y gasolina en 2040 debe tomarse con prudencia y como la apertura de un debate sobre el tema.

Emiliana Molero, secretaria general de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos ha recordado que esta medida afectará a las industrias del sector, pero también a gasolineras y concesionarios, por lo que ha pedido «prudencia y diálogo», con los sectores afectados para planificar adecuadamente un cambio de esta magnitud en una provincia como Burgos, con un peso importante del sector de automoción, tanto en número de empresas como volumen de trabajadores.

Por su parte, el secretario general de Comisiones Obreras en Burgos, Ángel Citores, ha insistido en que los cambios «no deben implicar saltos al vacío y tienen que ser graduales».

Con un tono más optimista se ha expresado el secretario general de UGT en Burgos, Pablo Dionisio Fraile, quien ha considerado que las empresas del sector ya se están preparando para ese cambio los últimos años y será «una evolución natural», aunque ha advertido que los sindicatos vigilarán para que haya plazos suficientes para la adaptación de las propias empresas y de los trabajadores.

 

Fotos

Vídeos