Sorprenden en la comarca del Arlanza a un furtivo que abatió un jabalí ilegamente

El jabalí abatido. /BC
El jabalí abatido. / BC

En el asiento del copiloto se descubrió un rifle desenfundado, con munición y listo para disparar

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Guardia Civil ha sorprendido a un furtivo de 56 años de edad cazando ilegalmente un jabalí en la comarca del Arlanza, careciendo de las autorizaciones necesarias y la documentación obligatoria, tanto la particular como la del arma que portaba.

Los hechos se desarrollaron hace unos días, sobre las 20:00 horas, en un terreno cinegético. Una patrulla, tras recibir un aviso, se personó en el paraje donde se habían escuchado dos detonaciones en un corto espacio de tiempo y se había visto circular un vehículo todoterreno por un camino rural.

Los agentes comprobaron a simple vista que en el espacio del copiloto, y apoyado en el suelo, se encontraba desenfundado un rifle de caza provisto de visor con un cartucho en la recámara portando otros dos más dentro del cargador. En ese momento, le solicitaron al propietario del vehículo la documentación del arma y la personal de caza, pero no las llevaba con él.

En el interior del maletero del vehículo se encontraba un jabalí muerto, que presentaba un orificio por disparo de arma de fuego. El furtivo no pudo acreditar la procedencia del ruido y tampoco su legal abatimiento por carecer de los permisos necesarios.

Rifle incautado por la Guardia Civil.
Rifle incautado por la Guardia Civil. / BC