Sorprendido transportando tres puntas de lanza celtíberas y tres revólveres sin licencia

La Guardia Civil intefvino tres pistolas./BC
La Guardia Civil intefvino tres pistolas. / BC

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Guardia Civil ha investigado como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas a J.M.S.M., de 73 años de edad, quien adicionalmente ha sido denunciado a la Ley de Patrimonio Histórico por estar en posesión de tres puntas de lanza, piezas de notoria antigüedad, posiblemente de la época celtíbera.

Según infoirman fuentes del Instituto Armado, una Patrulla del Seprona paraba días atrás un vehículo que circulaba por la carretera N-623, identificando a su conductor. Una somera inspección visual al maletero descubrió una caja de madera, siéndole solicitado que enseñara su interior, al objeto de comprobar su contenido, lo que permitió localizar lo que parecían tres puntas de lanza, cuyo estado denotaba una notoria antigüedad. Éstas presentaban diferentes medidas (46, 22 y 19 centímetros de longitud). Al no mostrar su propietario documentación alguna, por carecer de ella, que acreditara su lícita procedencia, fueron intervenidas. Una primera datación hace pensar que pudieran ser de procedencia celtíbera.

Bajo sospecha de portar algún otro objeto de similares características se giró un registro más profundo al interior del vehículo, encontrando bajo el asiento del copiloto una bolsa de tela y dentro de ella tres revólveres.

Todos presentaban exteriormente un aparente buen estado de conservación, desconociéndose su estado de uso y funcionamiento, aunque a simple vista se observaba que uno de los revólveres, del calibre 38 mm, era más moderno. Los otros dos databan de una época mucho más lejana en el tiempo, ya que utilizan cartuchos denominados 'de espiga', sistema Lefaucheux, sistema que se encuentra totalmente obsoleto.

Las tres puntas de lanza podrían tener un origen celtíbero.
Las tres puntas de lanza podrían tener un origen celtíbero. / BC

La persona carecía también de la documentación necesaria para la tenencia y uso de las armas que transportaba. Las primeras investigaciones sugieren que todas las piezas fueron adquiridas por su actual propietario mediante compraventa como aficionado al coleccionismo.

Se han confeccionado denuncias a la Ley de Patrimonio Histórico por estar en posesión de tres puntas de lanza, mientras que las diligencias instruidas por el delito de tenencia ilícita de armas han sido entregadas en los Juzgados de la capital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos