El temporal de nieve remite aunque deja acumulaciones de 30 centímetros

La nieve ha cubierto de blanco buena parte del norte de la provincia/BurgosConecta
La nieve ha cubierto de blanco buena parte del norte de la provincia / BurgosConecta

La nieve cayó intensamente durante la jornada del viernes, complicando la circulación en la zona norte, y este sábado continuamos en aviso amarillo

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Paisaje en blanco. La nieve fue la gran protagonista de la jornada del viernes en buena parte de la provincia, sobre todo en la zona norte, donde se han llegado a acumular hasta 30 centímetros en municipios como Espinosa de los Monteros, Basconcillos del Tozo o Valle de Zamanzas. La provincia continúa en alerta por nieve, aunque nivel amarillo. Se espera que el temporal remita aunque solo por unas horas, pues a partir del domingo podría recrudecerse la situación. Eso sí, la meteorología es imprevisible y en la provincia todos los operativos están activados, desde los regionales y provinciales hasta los municipales, y ahora se mantienen las carreteras limpias.

La nieve ha cubierto de blanco Espinosa de los Monteros, por ejemplo, donde La Sía, Lunada y Estacas de Trueba están cerrados al tráfico. Su alcalde, Javier Fernández-Gil, ha reconocido que la nevada ha sido «normal», nada como lo vivido hace tres años, pero «como no estamos acostumbrados», pues el año pasado no nevó, ha llamado la atención. En la calle han llegado a los 28 centímetros acumulados. No se han generado problemas de accesibilidad, pues el Ayuntamiento ha movilizado a todos sus equipos, incluidos los bomberos voluntarios. «Lo peor se espera para los próximos días», ha afirmado Fernández-Gil.

Carreteras, con precaución

En estos momentos, continúan cerrados al tráfico los puertos de Las Machorras y El Manquillo y se debe circular con precaución en La Mazorra, Bocos, Angulo, Masa y El Cabrio, aunque las carreteras están limpias pues la nieve está ausente en esta jornada. La DGT continúa pidiendo precaución en la N-629 en Aguera, la N-623 en Virtus, la N-232 en Incinillas o la N-623 y la N-627 en Ubierna. También en la CL-127 entre Condado de Treviño y el País Vasco, la CL-628 entre Medina de Pomar y Villarcayo, la CL-629 en Valdenoceda y la CL-633 en Masa.

Y es posible que se sigan encontrando nieve, aunque cada vez menos, si circulan por los alrededores de Espinosa de los Monteros, Villarcayo, Medina de Pomar, San Pantaleón de Losa, Castrobarto, Cilleruelo de Bezana, Trespaderne, Santelices o Sedano. Igualmente, ha habido nieve en los entornos de Burgos, Villadiego, Melgar de Fernamental, Castrojeriz, Salas de los Infantes, Covarrubias, Caleruega, Santo Domingo de Silos, Miranda de Ebro o Ibeas de Juarros. Y hielo por la zona de Villafruela

El alcalde también ha lamentado la falta de diligencia de la Junta de Castilla y León, que tuvo incomunicado el municipio hasta las doce del mediodía. La quitanieves estaba averiada y no pudo limpiar la BU-626, carretera de acceso a Espinosa, que estuvo «intransitable» buena parte de la mañana del viernes. La anécdota no ha sido tal para un grupo de treinta chavales, alojados en el albergue de Espinosa, que tenían que partir de vuelta a Ponferrada y que estuvieron a punto de quedarse en tierra. «Ha sido una aventura», ha reconocido el alcalde, pero también lo han pasado mal. Finalmente, la quitanieves llegó, limpió la carretera y el autobús que les transportaba pudorecogerlos.

Sin complicaciones

Molestos con la Junta están también en Villarcayo. Adrián Serna ha reconocido que la carretera CL-628, hasta Medina de Pomar, no ha estado todo lo limpia que debería. Por lo demás, los servicios municipales han mantenido limpias calzadas y aceras, y ningún vecino ha quedado incomunicado. Eso sí, se han recibido llamadas por caída de ramas de árboles, que no han podido soportar el peso de la nieve. Y también por caídas de tensión. En principio no ha habido cortes importantes, aunque en la zona de Valle de Zamanzas sí que se ha registrado alguno. Aquí, además, se han cumulado casi 30 centímetros de nieve.

Lo mismo que en Basconcillos del Tozo. Su alcalde, José María Ruiz, ha asegurado que «ha caído una nevadilla guapa», pero nada fuera de lo normal. No se han generado especiales problemas, los accesos han estado limpios la nacional N-627, también. Igual que en Valle de Mena. No paró de nevar en todo el día, pero sin contundencia y no cuajó, así que la Fiesta de la Matanza de este fin de semana se mantiene, ha asegurado la concejal de Cultura y Turismo, Lorena Terreros.

En la provincia, la nieve dificultó también la llegada de alumnos a sus respectivos centros escolares y, según los datos de la Junta de Castilla y León, 857 estudiantes se tuvieron que quedar en casa. Además, la nieve afectó, sobre todo a primera hora de la mañana, y de manera especial a la N-I. Dos cortes al tráfico a causa de sendos accidentes en Santa Olalla de Bureba y Grisaleña, por camiones que hicieron la tijera.

En la capital, también nevó ayer viernes y, si bien a primera hora de la mañana hubo acumulaciones en calzadas y aceras, para media mañana cualquier indicio de problema había desaparecido. El alcalde, Javier Lacalle, ha asegurado que no está previsto activar el Plan de Emergencias Municipal, pero tampoco se descarta si la meteorología fuese adversa.

Previsión

Así las cosas, el temporal de nieve se ha dejado sentir en Burgos, si bien remitirá en próximas horas. La cota de nieve para este sábado está entre 600 y 800 metros, subiendo a 1.200 y 1.400. Se esperan acumulaciones de 4 centímetros en la Meseta, el Norte y Condado de Treviño; hasta 8 en el Sistema Ibérico y 17 en la Cordillera Cantábrica. El domingo será una joranda tranquila, sin embargo, el lunes volverá el aviso amarillo por nieve, con cota en 400 metros y acumulaciones de 5 centímetros en la Ibérica y la Cantábrica, y de 2 en el Norte, Treviño y Meseta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos