Tercer asalto a una nave del polígono de Salas de los Infantes en 20 días

Imagen de archivo de la nave asaltada en el polígono industrial de Salas de los Infantes. /BC
Imagen de archivo de la nave asaltada en el polígono industrial de Salas de los Infantes. / BC

Los ladrones han empleado el mismo método que el pasado 8 de noviembre, robaron una maza e hicieron un butrón | La empresa afectada es la octava vez que sufre un allanamiento

AYTHAMI PÉREZBURGOS

El pasado 8 de noviembre el Polígono Industrial San Isidro de Salas de los Infantes amanecía con dos naves asaltadas por los ladrones. Este miércoles ha vuelto a ocurrir pero en este caso solo ha sido una la nave atracada. En total son tres las empresas que han sido asaltadas en este mes de noviembre en Salas de los Infantes.

El miércoles le tocó el turno a la empresa Licobur, dedicada a la distribución de bebida. Esta es la octava vez que entran en la empresa, según una de sus trabajadoras, aunque después de tantos sustos, hasta dudan de la cifra.

Por suerte, en esta ocasión, no se han llevado nada pero los asaltantes tuvieron tiempo de hacer un butrón de grandes dimensiones en una de las paredes de la nave. Utilizaron para ello una maza, precisamente la misma que emplearon para entrar, hace 20 días en otra empresa de este mismo polígono, Jamones El Pelayo. Esta maza, al igual que la vez anterior, la sustrajeron de otra empresa del complejo empresarial. Por esta razón, se sospecha que son los mismos ladrones que el pasado 8 de noviembre entraron en Jamones El Pelayo mediante un butrón, sin llevarse nada, y desvalijaron la Carpintería Metálica Ontañón, donde sustrajeron toda la maquinaria y herramientas pequeñas y se lo llevaron en la propia furgoneta de la empresa.

Esta misma empleada relata que, en esta ocasión no se han llevado nada, «no sabemos lo que pudo asustarles o persuadirles desde fuera pero se han ido sin nada». A eso de las 6:30 horas de la madrugada del martes al miércoles la Guardia Civil de Salas de los Infantes recibió un aviso al observar en la pared de la nave el butrón. «Llegas a la nave y ves el butrón y te temes lo peor», explica esta trabajadora.

Licobur tiene la desgracia de ser una de las empresas de Salas de los Infantes donde más veces han robado o han intentado hacerlo. A ellos también les han robado, en el pasado y pese a tener sistema de alarma, gran cantidad de producto en su propio camión, «al cabo del tiempo el camión apareció pero no la mercancía», recuerdan. En otra ocasión, un trabajador de una empresa cercana vio cómo los ladrones salían de Licobur con una furgoneta, cargada de producto, y los siguió hasta que acabaron abandonando el vehículo.

Los empresarios de este polígono reconocen que estarían más tranquilos y se sentirían más protegidos si hubiese alguna medida de seguridad en el complejo, más allá de las alarmas y las propias medidas de cada empresa. La patrulla de la Guardia Civil de Salas de los Infantes es responsable de un gran número de pueblos.

Más informacion

 

Fotos

Vídeos