Los trabajadores de la AP-1 ratifican la convocatoria de huelga para exigir respuestas ante su incierto futuro

La plantilla de Europistas ya ha comenzado a movilizarse. /
La plantilla de Europistas ya ha comenzado a movilizarse.

La asamblea de trabajadores de la autopista ha aprobado hoy por amplia mayoría la convocatoria de huelga planteada por UGT | Insisten en reclamar a Fomento que mueva ficha a poco más de un mes vista del fin de la concesión y de la extinción de sus contratos

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

A poco más de un mes vista para el fin de la concesión de la autopista de peaje AP-1, sus 111 trabajadores aún desconocen qué futuro les espera. Lo único seguro que tienen es que el día 1 de diciembre se comenzará a aplicar un expediente de reguilación de empleo que pondrá fin a todos los contratos. Vamos, que se quedarán en la calle. Y de momento, las dudas están lejos de despejarse.

Por eso, la asamblea de trabajadores ha aprobado hoy por amplia mayoría secundar la convocatoria de huelga lanzada por el sindicato UGT. Según ha quedado acordado, los paros se llevarán a cabo todos los viernes del mes de noviembre desde el día 9 (días 9, 16, 23 y 30 de noviembre), entre las 14:00 y las 22:00 horas, y todos los domingos del mismo mes, desde el día 11 (días 11, 18 y 25 de noviembre), entre las 12.00 y hasta las 24.00 horas.

Tal y como destaca Jesús Alberto Mateo, presidente del comité de empresa de Europistas, el objetido de la convocatoria no es otro que «intentar remover conciencias» y obligar al Ministerio de Fomento a que mueva ficha cuanto antes para solventar el «despropósito» que ha generado. «Desde que en junio se tomó la decisión de no prorrogar la concesión no se ha hecho nada. Estamos a poco más de un mes de irnos todos a la calle y sigue sin haberse adjudicado el servicio de mantenimiento de la autopista», subraya Mateo.

Esta última cuestión no es baladí, ni mucho menos. No en vano, más allá de la posible subrogación de los contratos -todos o en parte- que se pudiera acordar a través de esa adjudicación, el que no se haya tramitado aún ese contrato de mantenimiento deja en vilo la propia seguridad de la vía. «El no tener un contrato de mantenimiento en vigor supone un riesgo tremendo». Y más en fechas tan señaladas como principios de diciembre, con la coincidencia de sendas jornadas festivas que suelen colapsar de vehículos el corredor viario Burgos-Miranda y en las que el invierno comienza a hacer mella en las carreteras.

Más información

«Es el mayor de los despropósitos», subraya Mateo al tiempo que lamenta la «criminalización» a la que se está sometiendo a la plantilla de Europistas. «Nos tratan como recaudadores», como a los malos de la película, pero «somos trabajadores como cualquier otro», destaca.

Con todo, el comité de empresa también ha abierto conversaciones con la dirección de Europistas para tratar de amortiguar el tremendo golpe laboral que se espera a partir de diciembre si Fomento no mueve ficha. De momento, trabajadores y dirección han mantenido dos encuentros, y en las próximas jornadas se sucederán tres con el objetivo de concretar las condiciones del expediente de regulación de empleo y sondear posibles recolocaciones en otras empresas del grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos