Tras un verano efímero se avecina tormenta y frío en la provincia de Burgos

Imagen de archivo/BC
Imagen de archivo / BC

Este miércoles se espera un descenso de temperaturas de hasta diez grados que llegará acompañado de lluvias en Burgos capital, Miranda y Aranda

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Poco ha durado el buen tiempo en la provincia bugalesa. Tras unos días de altas temperaturas, y un ligero descenso en las temperaturas después del fin de semana, los termómetros se desploman aproximadamente 10 grados tanto en la capital de la provincia como en Aranda de Duero, donde las máximas no alcanzarán los 20 grados. Más se notará esta bajada en Miranda de Ebro, donde este martes están disfrutando de máximas que superan los 30 grados -mientras que en Burgos capital y Aranda no se han superado los 27- y este miércoles, se quedarán en 19 grados.

Este descenso tan brusco de las temperaturas no llegará solo, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia tomentas hasta las 18:00 horas de este miércoles. Por lo que además de ropa de abrigo, será necesario desempolvar el paraguas. En el caso de Burgos capital y Miranda de Ebro, las precipitaciones podrían llegar a última hora de la tarde de este martes.

El jueves las temperaturas sufrirán un repunte y los termómetros subirán cinco grados. El viernes, de nuevo, volveremos a sentir el frío con un nuevo descenso, que será efímero. El fin de semana llegará con temperaturas agradables que rondarán los 25 grados y que nos devolverán al sol tras varios días nubosos.