UGT traslada a Fomento su preocupación por el empleo en la autopista AP-1

la AP-1 sigue siendo fuente de polémica./GIT
la AP-1 sigue siendo fuente de polémica. / GIT

El sindicato defiende la racionalización y homogeneización de los sistemas de financiación de las infraestructuras desde el Estado y la UE

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

UGT trasladó hoy al Ministerio de Fomento su preocupación por el empleo en la autopista AP-1 ante la finalización del periodo de concesión en noviembre de este año, según informaron fuentes de la fuerza sindical a Ical.

El pasado jueves, 1 de marzo, se celebró una reunión entre representantes FeSMCUGT, el comité de empresa de la autopista AP-1 Europistas y el Ministerio de Fomento para analizar la «difícil situación» de los trabajadores del tramo Burgos-Armiñón. Según UGT, la ausencia de un pacto de ámbito estatal respecto al modelo de financiación de las autopistas puede derivar en la pérdida de más de 1.400 puestos directos de trabajo en los próximos tres años, de los cuales, tal y como estimaron, 121 corresponden a esta autopista en la que cerca del 50% de la plantilla desarrolla su actividad en el área de peaje, un 35 por ciento en conservación y vialidad y el 15% en administración.

En la reunión -en la que estuvo presente el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño, y la subdelegada del Gobierno en las sociedades concesionarias de autopistas nacionales de peaje, Carmen Sánchez Sanz- UGT trasladó la solicitud expresa del mantenimiento de la actividad y de los puestos de trabajo, interesándose tanto por un eventual proceso de licitación de la infraestructura, como por el procedimiento de reversión.

Unido a ello, y en atención a los efectos que sobre la vertebración del territorio pueda tener la solución que finalmente se adopte, desde UGT manifestaron el «máximo respeto» a las peticiones que, desde el ámbito local se están produciendo y que están relacionadas con la movilidad, apuntando que «son completamente compatibles con el mantenimiento de la actividad, tal como vienen demostrando experiencias en otros territorios con presencia de vías de peaje: sí a la movilidad y sí al empleo».

Manuel Niño trasladó a la representación de los trabajadores de la AP-1 Europistas el compromiso de mantener una vía abierta de información, interesándose por la campaña de visibilización que el comité de empresa ha puesto en marcha respecto a diferentes instancias de representación (local, autonómica y estatal).

UGT defendió la racionalización y homogeneización de los sistemas de financiación de las infraestructuras, no sólo en el Estado sino también en el conjunto de la Unión Europea. «Abogamos por modelos que combinen, adecuadamente, sostenibilidad y movilidad, garantizando, también, la igualdad de oportunidades», señalaron.

Además, manifestaron que «no se puede olvidar» que desde el año 1999 la UE viene señalando (Libro Blanco del Transporte) que no se pueden generar indefinidamente nuevas infraestructuras para el transporte, ni mantener las que ya se tienen sin repercutir sus costes, ya sea a través del principio del «pago por uso», tan enraizado con el principio de «quien contamina paga», como de la directiva relativa a la internalización de los costes externos asociados al transporte”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos