El turismo generó un impacto económico de 398,3 millones de euros en Burgos el año pasado

Burgos batió en 2017 todos los récords de turismo/GIT
Burgos batió en 2017 todos los récords de turismo / GIT

Según los datos de la Junta, el incremento en visitantes y pernoctaciones se ha traducido en un crecimiento de más del 30% del impacto económico en la provincia

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El sector turístico generó un impacto económico en la provincia de Burgos de 398,3 millones de euros el año pasado. Ese es al menos el cálculo que realiza la Junta tras un ejercicio en el que se batieron todos los registros de visitantes (más de un millón y medio, un 18,5% más que en 2016) y pernoctaciones (más de 2,3 millones, un 14,6% más) en la provincia.

Así lo ha asegurado hoy el director general de Turismo, Javier Ramírez, que se ha acercado hasta Burgos para mantener una reunión de trabajo con representantes de las instituciones de la provincia y del sector. Una reunión en la que han quedado patentes dos ideas. La primera, que el sector se encuentra inmerso en una dinámica muy positiva. La primera, que hay que seguir trabajando en la misma línea para mantener la tendencia durante los próximos ejercicios.

En este sentido, Ramírez ha hecho hincapié en los magníficos resultados obtenidos por el sector en la provincia, que ha registrado incrementos muy superiores a la media regional en todos los ámbitos. Así, el año pasado se incrementaron las pernoctaciones y el número de visitantes, lo que repercutió directamente en un significativo incremento de la facturación y, por ende, del impacto económico, que creció un 32,9% hasta alcanzar los 398,3 millones de euros.

Esa dinámica, además, también repercutió en el empleo, toda vez que 2017 cerró con un incremento de más del 11% en el volumen total de afiliados a la Seguridad Social en el sector.

A juicio de Ramírez, estos datos son el resultado de la confluencia de varios factores, empezando por la mejora de la coyuntura económica y finalizando por los esfuerzos de administraciones e iniciativa privada. Unos esfuerzos centrados en mejorar la «calidad» de la oferta turística y en una mayor coordinación entre los diferentes agentes y recursos.

A este respecto, el director general ha hecho balance de los proyectos desarrollados por la Junta de Castilla y León en la provincia a lo largo del pasado ejercicio. Unos proyectos que han permitido mejorar 30 infraestructuras turísticas de 27 municipios (880.000 euros), dotar de financiación a un total de 65 empresas del sector o instalar nuevas señales para los principales recursos turísticos (28.000 euros), entre otros aspectos.

Profundizar en la estrategia

Pero, según Ramírez, no se puede caer en la autocomplacencia. Y es que, para mantener la dinámica, hace falta seguir trabajando en la misma línea, en la que a lo largo de este año se pretende profundizar. Y eso es precisamente lo que le ha trasladado el director general a los responsables políticos y empresariales burgaleses, a quienes ha presentado las líneas estratégicas que maneja la Junta de cara a este ejercicio.

Así, Ramírez ha anunciado la inminente convocatoria de sendas líneas de ayuda a municipios y empresas para mejorar la calidad de la oferta turística y ha esbozado el proyecto promocional que pretende desarrollar la administración autonómica. Un proyecto que debe ser «coordinado» con el resto de agentes y que pretende basarse en tres ejes, como son la gastronomía, el turismo patrimonial y cultural y las propuestas singulares.

Dentro de este último bloque, la Junta ya trabaja en el desarrollo de campañas específicas para Paleolítico Vivo, Sad Hill, el Museo de Radiotransmisión de Belorado o los actos de celebración del VIII Centenario de la Catedral de Burgos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos