El último viaje del Emperador Carlos V, ahora en bicicleta

Iglesia de San Miguel Arcángel de Quintanilla de las Carretas/ Diputación de Burgos
Iglesia de San Miguel Arcángel de Quintanilla de las Carretas / Diputación de Burgos

Quintanilla de las Carretas entró en la Red de Cooperación de Rutas Europeas a principios de este año y conmemorará el paso de Carlos V por el pueblo con un cross

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Quintanilla de las Carretas es un municipio de 40 habitantes perteneciente al municipio de San Mamés de Burgos que podría pasar desapercibido, pero desde hace unos meses cuenta con una peculiaridad, es una de las últimas incorporaciones de la Red de Cooperación de las Rutas Europeas del Emperador Carlos V. Esta red se creó en 2007 en la localidad burgalesa de Medina de Pomar y a día de hoy, son más de 80 localidades europeas las que se encuentran dentro de esta lista que recoge los sitios por los que discurrieron los viajes de Carlos de Habsburgo durante su vida. Desde hace más de diez años, se ha trabajado en cada uno de los diferentes lugares que engrosan el listado por crear un programa cultural y turístico en torno a la figura de Carlos de Habsburgo que ya tenía su representación en nuestra provincia mediante la conmemoración que hacen cada mes de octubre en Medina de Pomar. Y ahora, Quintanilla de las Carretas también se suma a las conmemoraciones, en este caso, con la organización de un cross.

El viaje que recorrió algunos puntos de la provincia de Burgos fue el último del emperador. Sucedió a mediados de octubre de 1556, cuando Carlos V salió desde Flandes y emprendió su camino por la Península Ibérica desde Cantabria para recorrer por nuestro país un total de 550 kilómetros hasta el Monasterio de Yuste -en Extremadura- donde se retiró y falleció tras 40 años de años de reinado.

En este paso obligado por territorio burgalés, Medina de Pomar fue testigo del viaje. Allí pernoctó una noche. Los medineses aún reviven su paso cada mes de octubre mediante una recreación en la que toda la población de la ciudad se vuelca. Aunque esta forma de conmemorar el paso de Carlos V fue la primera intención de Álvaro Castillejo, alcalde de Quintanilla de las Carretas, era impensable e imposible para un pueblo de tan solo 40 habitantes organizar una representación de tal calibre. Por eso, desde que en el mes de febrero este pueblo burgalés entrara a formar parte de este selecto grupo, se puso manos a la obra buscando la forma en la que rendir homenaje a este insigne emperador. Y finalmente, tras unos meses de indecisión, ha dado con la fórmula para recordar que el mes de octubre de hace 4 siglos Carlos V pasó por la iglesia de San Miguel Arcángel.

Así, la decisión final del Ayuntamiento pasa por la organización de un cross de bicicleta en el que se recorrerá una distancia media, de carácter no profesional, en el que tenga cabida todo tipo de público. Aún se desconoce cuál será el recorrido exacto pero sí el objetivo que se han marcado, el de fomentar el conocimiento de estos «pueblos amigos» cercanos a Quintanilla de las Carretas por los que Carlos V también tuvo la oportunidadad de pasear. En cuanto a la fecha, se hará coincidir con los días en los que el emperador pasó por allí, es decir, a mediados del mes de octubre. De cara a próximos años, se pretende reformular esta actividad conmemorativa y organizarse con más tiempo. Por ello, en el mes de enero volverán a reunirse para intentar conseguir que en futuras ediciones de este homenaje exista finalmente la anhelada recreación.

 

Fotos

Vídeos