'Vacaciones en Paz' necesita más familias de acogida

Imagen del cartel de la campaña/AIA
Imagen del cartel de la campaña / AIA

Este año, la asociación de Amigos del Pueblo Saharaui se ha fijado el reto de conseguir 30 familias de acogida para los pequeños del Campamento de refugiados de Tinduf

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Burgos volverá a abrir sus brazos a niños saharauis un año más. La asociación Amigos del Pueblo Saharaui ya ha comenzado con los preparativos para este verano, en el que llevarán a cabo una nueva edición del programa 'Vacaciones en Paz'. Un gran número de niños de entre nueve y trece años tendrá la oportunidad de pasar los dos meses de la temporada estival en la provincia de Burgos.

La coordinadora de la asociación, Alba Ortiz, ha querido resaltar que «cada vez hay menos familias acogedoras, mientras que cada vez son más los niños que quieren salir de los Campamentos de Refugiados de Tinduf (Argelia)». Un gran problema que obliga a la asociación a hacer un llamamiento a las familias burgalesas.

Ya cuentan con doce niños fijos que repiten experiencia -los pequeños suelen venir durante cuatro o cinco años- y este año se han planteado llegar a 30 familias. Un objetivo complicado, « debido al descenso que se viene sufriendo desde la crisis». La campña pasada se cogieron un total de 26 niños entre capital y provincia.

Ortiz, también ha querido resaltar la finalidad de tan importante proyecto. «Aprovechamos para hacerles revisiones médicas, viven a 50 grados de temperatura y como niños que son, merecen unas vacaciones diferentes en una cultura diferente», ha explicado.