Villagonzalo cumple un mes de un suceso imborrable

El pueblo se ha volcado en el apoyo a las víctimas/IAC
El pueblo se ha volcado en el apoyo a las víctimas / IAC

En la localidad del Alfoz de Burgos se evita hablar del caso de violencia de género que acabó con la vida de Josefa Santos y dejó mal herido al hijo del matrimonio, antes de que Rafael Velázquez se quitara la vida

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Nadie habla de ello, pero todos recuerdan que hoy hace un mes del episodio más dramático que ha vivido Villagonzalo Pedernales en los últimos años. El pasado 31 de julio, Rafael Velázquez se despertó pronto y se dirigió al armero, cogió su escopeta de caza y asestó un disparo a su mujer, Josefa Santos, cuando ella aún dormía. No se enteró de nada, pero sí su hijo, que fue la segunda víctima de Rafael. Sin embargo, en su caso, el hijo menor del matrimonio resultó malherido. Tras recibir un disparo en el cuello quedó sin movilidad en todo el cuerpo.

Todo ocurrió en la vivienda familiar, situada en la calle Trasparral, 10. Los vecinos oyeron los disparos a primera hora de la mañana, pero no los identificaron como tal. Horas más tarde, se oyó uno más, el que se asestaba el propio Rafael. No fue hasta casi la hora de comer cuando la hija, que había salido muy temprano de casa, volvió del trabajo y se encontró los cuerpos sin vida de sus padres y a su hermano inmóvil y malherido en su habitación.

Pronto la localidad se convirtió en el foco de todas las miradas, después de registrar un episodio de violencia de género dramático. Ambulancias, Guardia Civil, Policía Científica se agolparon en la vivienda para tratar de esclarecer lo sucedido. Desde el primer momento, la Benemérita, al frente de la investigación, atribuyó a Rafael la autoría del asesinato de su mujer y el disparo sobre su hijo.

Asimismo, se decretó el secreto de sumario y la localidad se volcó en el apoyo a los hijos del matrimonio, sin entender qué le había podido pasar a Rafael por la cabeza para hacer lo que hizo. Aún hoy se lo preguntan todos, aunque de puertas para dentro. En la localidad se celebraron concentraciones en repulsa del asesinato machista y en apoyo de las víctimas que debían de convivir con lo sucedido. De hecho, aún hoy es el día en el que preguntan a los familiares más cercanos por la evolución del hijo.

El Ayuntamiento decretó tres días de luto oficial y desde el momento del suceso las banderas del Consistorio ondearon a media asta, como lo hacían los vecinos. Consternados por lo ocurrido, durante esos días no se hablaba de otra cosa, aunque a veces entre dientes. Sin embargo, aunque aún hoy nadie entiende lo sucedido, el asunto no se comenta.

Coincidencia con la Feria de la Cerveza Artesana

El hecho cumple un mes el mismo día que se celebra la V edición de la Feria de la Cerveza Artesana 'Beer Festival' en Villagonzalo. Desde el Ayuntamiento se llegaron a plantear tener un gesto de apoyo a la familia, soltando unos globos, pero finalmente se ha decidido no incluirlo dentro de un evento puramente festivo.

Entereza

En parte, la entereza demostrada por la hija mayor, quien únicamente se pronunció en el funeral de sus padres para dejar claro que su padre no era un hombre maltratador o violento, es lo que más choca entre los vecinos. Ella afirmó entonces que «a veces las cosas no son blancas o negras» dejando claro que la familia no atribuía a Rafael una agresión machista y pasaba página desde el primer momento.

De hecho, fuentes consultadas por este periódico aseguran que la hija, que debe de asumir la situación y hacerse cargo de su hermano tras quedar tetrapléjico, muestra una firmeza sorprendente.

Aunque desde que ocurrió todo vive en casa de una familiar en Burgos, cada cierto tiempo acude a la vivienda familiar para atender a los perros y alguna noche ha llegado incluso a quedarse a dormir allí. Les saca, da de comer y no se oculta. La capacidad de superación para afrontar la realidad a la que debe hacer frente está fuera de toda duda.

Ahora, ella y la pareja de su hermano están en Toledo para apoyarlo durante su ingreso en el Hospital Nacional de Parapléjicos y no escatimarán en esfuerzos para superar un hecho del que en Villagonzalo nadie habla, pero todos recuerdan.

Más información