Vilviestre del Pinar y la importancia de la implicación vecinal

Recuperación de la Fuente Peña de Vilviestre del Pinar. /Asociación Zarracatanita
Recuperación de la Fuente Peña de Vilviestre del Pinar. / Asociación Zarracatanita

El pueblo serrano lleva 4 años regido por la Diputación porque nadie quiere ser alcalde | Los vecinos no quieren ostentar el poder pero se unen para sacar adelante iniciativas, como hace la Asociación Zarracatanita

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

En las elecciones municipales de 2015 nadie quiso ser alcalde del pueblo, no hubo candidaturas. En la actualidad, la Diputación ejerce una gestión directa del municipio a través de varios diputados. Esa ausencia de implicación vecinal en la gestión del pueblo no se extiende al resto de la vida del municipio. El tejido asociativo de un pueblo, su inquietud, pueden ser cruciales para que el pueblo no decaiga, a pesar de no tener al frente a un regidor local.

A las asociaciones que ya dinamizaban la vida de Vilviestre, se ha sumado otra, Asociación Zarracatanita. Agitación Cultural. La importancia de la creatividad y el liderazgo asociativos quedan demostrados en este pueblo burgalés.

La asociación nació en el verano de 2017 dentro de un grupo de conocidos entre los que hay gente del pueblo y foráneos, gente que reside todo el año en Vilviestre y otros que acuden en cuanto pueden. La asociación está formada por miembros de un amplio abanico de edades pero con una característica común, la inquietud por dinamizar la vida del pueblo. Manel Gil-Inglada, miembro de esta asociación, explica que nacieron con el objetivo de «agitar la vida cultural del pueblo», impulsar conciertos, programar obras de teatro, recuperar espacios abandonados y mantener las tradiciones que son seña de identidad de Vilviestre.

Recuperación de espacios naturales

La recuperación de espacios naturales ha sido una actividad importante y seña de identidad de Zarracatanita. Por el momento, han restaurado una fuente «que estaba muy degradada. Se limpió el espacio, se pintó y se adecentó para que sea un lugar agradable y no dé sensación de abandono». En este caso, necesitaron pedir permiso al Ayuntamiento para la actuación y también contaron con su apoyo para acabar de arreglar la fuente. No tienen presupuesto, la restauración se hizo con voluntad y medios de cada uno de los socios pero ya tienen en el horizonte el arreglo de otra fuente.

Los miembros de Zarracatanita también quieren 'provocar', en el sentido de animar a los vecinos a implicarse por su pueblo. Desde la asociación, cuando se ve que algún espacio natural está degradado se comunica al Ayuntamiento. «Así lo hicimos con el Horno de Judas, un lugar en la naturaleza con un merendero cercado por vallas y el Ayuntamiento rápidamente lo arregló», señala Manel.

El tejido asociativo, la voluntad vecinal y la ayuda del Ayuntamiento son tres piezas de un engranaje fundamental para Vilviestre del Pinar

El tejido asociativo, la voluntad vecinal y la ayuda del Ayuntamiento son tres piezas de un engranaje fundamental para Vilviestre. Durante la andadura de Zarracatina, la asociación también ha organizado conciertos, monólogos, espectáculos de magia, proyecciones de documentales, actuaciones de teatro. «Intentamos organizar estas actividades durante todo el año, no solo en verano cuando hay gente porque se trata de dinamizar la vida para los vecinos», apunta Manel.

Entre sus planes de futuro entra el organizar un rally fotográfico y elaborar un fanzine, una revista de tirada y distribución reducidas, elaborada con pocos medios que trata sobre temas culturales y alternativos. Este fanzine se va a elaborar con obras literarias, plásticas, fotográficas de vecinos de Vilviestre y de otros lugares, ya que se ha hecho un llamamiento en redes.

En Vilviestre del Pinar a las lagartijas se las conoce como zarracatanitas.
En Vilviestre del Pinar a las lagartijas se las conoce como zarracatanitas. / Asociación Zarracatanita

La Asociación Zarracatanita, que toma su nombre de la palabra con la que se llama a las lagartijas en Vilviestre, zarracatanitas, se considera apolítica, por eso Manel señala que «aunque se ha intentado hacer algún llamamiento para que alguien se presente como candidato a alcalde, no sabemos nada al respecto, muchos se echan para atrás».