Carlos Sáinz lamenta que el San Pablo no tenga una residencia de jóvenes talentos

Pedro García y Carlos Sáinz en la presentación del convenio/DANIEL SAMANIEGO
Pedro García y Carlos Sáinz en la presentación del convenio / DANIEL SAMANIEGO

El presidente de la Federación de Baloncesto de Castilla y León lamenta la falta de un hogar donde puedan residir los canteranos de un club de la primera división española

DANIEL SAMANIEGO Burgos

En la actualidad el baloncesto burgalés se codea con los mejores del panorama nacional, de la mano del San Pablo Burgos, el cual cada fin de semana gana en asistencia a otros deportes como el fútbol, tradicionalmente el deporte mayoritario.

Sin embargo, para que se mantenga esta gran afición al baloncesto y un club en primera división nacional hacen falta más cosas que una gran apoyo del público, como tener un equipo administrativo, una cantera con su correspondiente residencia, etc. Este último punto es uno de los problemas, que en palabras de Carlos Sáinz, presidente de la Federación de Baloncesto de Castilla y León, padece el club burgalés: «hay equipos con residencias propias, pero aquí desgraciadamente el San Pablo Burgos carece de una para sus jugadores jóvenes». Aunque ha destacado la existencia de una de la Junta de Castilla y León, en la que «sólo admiten a los jugadores a partir de cierta edad». Todo ello teniendo en cuenta el factor ACB con el que cuenta Burgos, ya que «es algo que favorece hacer cantera e influye mucho».

Pero no es el único problema que ve en las bases del baloncesto regional. El máximo dirigente de la Federación prefiere que «los equipos que disputen los campeonatos de España lo hagan con mas jugadores nacionales que extranjeros». Todo ello teniendo en cuenta que muchos clubes prefieren traer a jugadores foráneos antes que a los nacionales, ya que dan menos problemas.

El presidente de UCAR (Unión de Cajas Rurales de Castilla y León), Pedro García Romera, el cual acompañaba a Saínz en la presentación del acto del nuevo convenio entre las dos entidades ha querido añadir, a lo dicho por Sáinz, que «a partir de ciertas edades, en el baloncesto interesa más el negocio que el propio deporte».

El nuevo convenio aporta 18.000 euros

Dentro del acuerdo firmado entre las dos entidades, destaca el programa PRD (Programa Regional de Detención), que se basa en una actividad de fines de semana para niños de edades entre los ocho y nueve años con entrenadores de la federación en todas las provincias. Como colofón a este programa se realizará una convivencia entre los seleccionados de cada provincia a finales de junio en un albergue de la Junta, evento del que saldrán las selecciones de minibasket que representarán a la comunidad en futuras competiciones.

Igualmente, gracias a este convenio, eventos como los campeonato 3x3 Street Basket Tour se seguirán celebrando y «convierten a Castilla y León en uno de los máximos exponentes junto con Cataluña en este tipo de eventos» según el presidente de la propia Federación.