Liga Endesa

Nuevo desafío en casa inmersos en una buena dinámica

Imagen del partido de la primera vuelta/ACB
Imagen del partido de la primera vuelta / ACB

El San Pablo Burgos recibe a Monbus Obradoiro este domingo, a partir de las 12:30 horas, en el Coliseum

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El San Pablo Burgos se enfrentará a Monbus Obradoiro inmerso en una buena dinámica que le ha consolidado como uno de los mejores conjuntos de la segunda vuelta de la Liga Endesa. El encuentro frente al cuadro gallego arrancará mañana domingo, a las 12:30 horas, en el Coliseum.

Los burgaleses han tenido un par de contratiempos a lo largo de esta semana. Por un lado, Bruno Fitipaldo recibió un golpe en el ojo en el entrenamiento del martes, por el que lleva varios días con tratamiento. El base uruguayo realizó un gran esfuerzo este viernes para reincorporarse al trabajo de grupo y el técnico de los azulones, Diego Epifanio 'Epi', espera «que mañana pueda jugar con normalidad». Por otro lado, Álex López ha estado aquejado de un proceso febril en los últimos días que también le ha impedido participar en varios entrenamientos con el equipo, pero que este sábado ha regresado a la pista. El entrenador burgalés ha destacado en la previa que «conociéndole, tiene que estar muy mal para que no venga a ayudarnos» en el duelo de este domingo.

«Siempre que faltan jugadores, baja la calidad del entrenamiento», ha resumido 'Epi' sobre la labor de la semana. Pese a ello, el resto de la plantilla ha realizado un esfuerzo extra en las sesiones, que el técnico burgalés también ha querido reconocer: «Hay que poner en valor la buena actitud del grupo que ha entrenado estos días a su máximo nivel».

El rival de este domingo será Monbus Obradoiro, un «equipo en letras mayúsculas», que tiene el «sello característico» de la «labor de Moncho Fernández y de su cuerpo técnico». 'Epi' ha alabado la forma de jugar de los gallegos que «en muchas cosas marca tendencias», como en su apuesta por el tiro de tres que están realizando este curso y que no solo les da rendimiento en puntos, sino también en las ventajas que crean a partir de esas situaciones. «Ofensivamente, es un equipo muy bien trabajado, que ha sabido generar un estilo de juego propio. Defensivamente, hacen el partido muy incómodo al rival», ha analizado el entrenador burgalés. Suenan nombres propios en las filas obradoiristas como los de Kostas Vasileiadis, Albert Sàbat o Nacho Llovet, pero el entrenador burgalés ha querido destacar la labor de conjunto por encima de las individualidades.

«Nuestra afición nos ayuda mucho a ganar», ha concluido 'Epi', que ha señalado que «no pensamos más allá del domingo», a pesar de que el San Pablo Burgos afronta este encuentro en una de las mejores dinámicas del curso.