El San Pablo se libera de sus complejos

Los hombres de 'Epi' por fin pudieron celebrar una victoria en el Coliseum/GIT
Los hombres de 'Epi' por fin pudieron celebrar una victoria en el Coliseum / GIT

El San Pablo Burgos consigue levantar a base de fe un partido que tenía perdido, fuerza la prórroga y vence al Real Betis

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Hacía falta una victoria como esta. Y no sólo por el resultado y el rival, que también, sino por las sensaciones transmitidas en el Coliseum. Cierto es que los hombres de ‘Epi’ no hicieron, ni mucho menos, el mejor partido de la temporada, pero igual de cierto es que exhibieron un gen competitivo digno de la máxima categoría del baloncesto español. Un gen competitivo que les permitió, a base de fe, levantar en el último cuarto un partido que tenían perdido, forzar la prórroga y regalar al Coliseum una victoria balsámica frente al Real Betis. Una vitoria que, por cierto, les sitúa fuera de los puestos de descenso por primera vez esta temporada.

92 San Pablo

Fisher (11), Gailius (18), Thompson (25), Huskic (3), Álex López (7) –quinteto inicial-; Schreiner (-), Álex Barrera (-), Javi Vega (-), Sebas Sáiz (15), Edu Martínez (13).

88 Real betis

Anosike (12), Draper (10), Nelson (5), Schilb (23), Ryan Kelly (25) –quinteto inicial-; Alfonso Sánchez (-), Iván Cruz (-), Mikel Uriz (2), Zagorac (-), Josep Franch (5), Golubovic (6).

parciales
23-18, 37-40 (descanso); 52-63, 91-88 (fin del partido); 92-88 (prórroga).
árbitros
Benjamín Jiménez Trujillo, Francisco J. Araña y C. Sánchez Montserrat.
incidencias
Partido correspondiente a la décimo sexta jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum ante unos 9.500 espectadores.

Afrontaba el choque el San Pablo tras haberse regalado la cuarta victoria de la temporada ante el Morabanc Andorra y con la necesidad de sumar un nuevo triunfo en el Coliseum ante un rival que se antoja directo en la lucha por evitar el descenso de categoría. Un Real Betis que, a pesar de haber comenzado la temporada aún peor que el conjunto burgalés, parecía haber despertado en las últimas semanas, con cuatro victorias en las últimas cinco jornadas.

En ese escenario, el encuentro se preveía fundamental para los dos equipos, tanto por la victoria en juego como por el marcador, toda vez que la diferencia de puntos puede ser un factor determinante a final de la temporada. Y el choque no defraudó, con dos equipos en pista voluntariosos que plantearon un encuentro atractivo que comenzó dominando el Real Betis.

Un triple inicial de Kelly, uno de los más destacados en las filas sevillanas, marcó el camino del conjunto visitante, que se vio a las primeras de cambio con una ventaja de hasta 7 puntos (7-14). Al San Pablo, por su parte, le costó entrar en el partido. Los hombres de ‘Epi’ parecieron pecar nuevamente de miedo escénico ante un Coliseum abarrotado. Sin embargo, los azulones acabaron despertando. Mediado el primer cuarto, ‘Epi’ llamó a capítulo a los suyos y la charla pareció surtir efecto, pues el San Pablo comenzó a carburar, anulando el juego rival y encontrando el aro con más facilidad.

El partido, al detalle

Fruto de esa mejoría, el San Pablo acabaría comiéndose al Real Betis en los últimos compases del cuarto, en los que firmó un parcial de 8-0 para cerrar el cuarto en ventaja (23-18). Una ventaja que se vería incrementada nada más regresar a la pista con otro parcial de 6-0 que lanzó a los de ‘Epi’ hasta los once puntos de diferencia (29-18).

En esa dinámica, se las prometía muy felices el San Pablo, pero nada más lejos de la realidad. A raíz de una técnica de Javi Vega, el Real Betis se vino arriba y en apenas cinco minutos le devolvió el golpe al conjunto burgalés, con un inapelable parcial de 1-17 que consiguió cortar Fisher con un triple (33-33) antes de que la sangría fuera incluso mayor.

El San Pablo acababa de atravesar un tremendo bache en su juego, con escasa capacidad de rebote y malas elecciones en el lanzamiento, y tocaba volver a dar un paso al frente, toda vez que el Real Betis mantuvo la iniciativa hasta el descanso, al que se marchó con ventaja (37-40).

Visto lo visto hasta el momento, todo hacía indicar que el encuentro habría de decidirse por rachas. Y en esa pelea, el Real Betis salió con ventaja. Y es que, a pesar de que el San Pablo regresó de vestuarios volviendo a sumir la iniciativa, ésta le duró un suspiro. Justo el tiempo que tardaron en calentar la muñeca los hombres de Quintana, que aprovecharon su mayor acierto desde la línea exterior para volver a tomar ventaja en el marcador. Una ventaja que fue creciendo paulatinamente a merced de la falta de puntería del San Pablo y que alcanzó su cénit con un gran triple sobre la bocina de Franch que disparó a su equipo hasta los 11 puntos de diferencia (52-63) a las puertas del último y definitivo cuarto.

Reacción a tiempo

Un último cuarto que acabó siendo de infarto. Y es que, el San Pablo acabó echando el resto, a menudo con más corazón que cabeza, pero la reacción del conjunto burgalés fue soberbia. Dos triples de Edu Martínez nada más comenzar el cuarto metieron al equipo en partido, situación que se acabó refrendando con un final apoteósico. Cuando peor pintaban las cosas, los hombres de ‘Epi’ levantaron 6 puntos de desventaja con sendos triples de Edu Martínez y Gailius, que consiguió empatar a falta de un minuto, lo que acabó desembocando en una prórroga a vida o muerte.

Y en esa prórroga, el San Pablo fue mejor que su rival. Lo justo para llevarse la victoria. Un gran triple de Gailius puso la iniciativa en el marcador, y el conjunto local ya no la soltaría. Al final, el Real Betis tuvo que jugársela con un lanzamiento exterior de Drapor que no encontró aro, condenando al conjunto sevillano a la derrota.

Con este resultado, el equipo azulón suma su segunda victoria consecutiva y sale de los puestos de descenso. La siguente 'final' será el próximo fin de semana en la pista del Tecnyconta Zaragoza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos