El San Pablo prepara su asalto al Palacio de los Deportes

Regreso a la competición con complicados exámenes/SPB/María González
Regreso a la competición con complicados exámenes / SPB/María González

El equipo azul vuelve esta semana a la competición, después de dos semanas de parón, y lo hace ante el Real Madrid, un partido que verán en directo más de 1.500 burgaleses

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Se acabó la espera. El San Pablo Burgos vuelve esta semana a la competición y lo hace por todo lo grande, midiéndose al líder de la competición, el Real Madrid, y arropado por más de 1.500 burgaleses. Han sido quince eternos días de parón, en los que los aficionados azules han tenido que saciar su sed de baloncesto con la Copa del Rey y la segunda ventana FIBA. Mientras, el club burgalés ha seguido entrenándose y preparando este próximo partido del domingo 4 de marzo a las 12:30 horas.

En las filas de la plantilla de Diego Epifanio ‘Epi’ destacan las reseñables ausencias de Alex López y John Jenkins, aunque por motivos bien distintos. Mientras el escolta canario sufrió un pequeño esguince en el tobillo durante el entrenamiento del pasado jueves, el norteamericano se encuentra en Estados Unidos tramitando un visado que está tardando más de lo previsto. De hecho, el club espera que Jenkins esté de vuelta antes del domingo, pero no está asegurada su presencia en el Palacio de los Deportes. En caso de producirse esta situación se abriría una puerta a la convocatoria de Felipe dos Anjos, que sigue sin poder entrar en la lista por ocupar ficha de extracomunitario.

En cualquier caso, la previsión es que, tanto Alex López, como John Jenkins puedan ser de la partida. Si bien, la no garantía de contar con Jenkins para medirse al Real Madrid hace que exista cierta incertidumbre, porque las escasas opciones de dar la sorpresa en tierras madrileñas serían aún más remotas.

Lo que sí está claro es que el partido será histórico por la afluencia de aficionados burgaleses. Se espera que 1.500 o más gargantas azules acudan al Palacio de los Deportes para arropar a los suyos y, por qué no, tratar de dar la sorpresa de la temporada. El club invitaba a dejar la ciudad vacía para desplazarse a Madrid y ese eslogan de ‘Burgos se va a quedar vacío’ ha sido un vaticinio cumplido con la reacción de una afición que no se cansa de seguir a su equipo allá donde va.

Un mercado sin atractivos

En este contexto, la dirección deportiva del San Pablo Burgos trabaja a fondo para encontrar un alero que supla la ausencia de Deividas Gailius. Sin embargo, Albano Martínez lamenta que el mercado no ofrezca lo que el San Pablo Burgos necesita. Por suerte, no existen plazos para cerrar la contratación de un nuevo jugador, aunque sí que hay premura por incorporar un dorsal más que permita afrontar los partidos con mayores garantías. Y es que los rivales de la zona de descenso sí que han incorporado nuevos jugadores que, a priori, darán un salto de calidad que podría hacer temblar las dos victorias de ventaja que mantiene el cuadro de ‘Epi’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos