Peñarroya: «Queremos estar en la lucha por entrar en playoff y Copa del Rey»

Joan Peñarroya es el nuevo entrenador del San Pablo Burgos/BC
Joan Peñarroya es el nuevo entrenador del San Pablo Burgos / BC

El nuevo entrenador del San Pablo Burgos está centrado en la preparación de una temporada muy exigente en la que tanto él como el club deberán demostrar que han hecho lo correcto con su contratación

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Joan Peñarroya llega a Burgos con toda la ambición del mundo, aunque tratando de no despegar al mismo tiempo los pies del suelo. El nuevo técnico del San Pablo Burgos cuenta con una dilatada trayectoria, especialmente como jugador. En las pistas estuvo compitiendo hasta los 34 años, lo hizo desde la posición de alero y con la camiseta del Manresa como equipación habitual.

En los banquillos ha logrado ascender, categoría por categoría, hasta la ACB. Precisamente, muchos aficionados burgaleses conocen a Peñarroya por su enfrentamiento en la temporada 2012/13 en la que Autocid le arrebató al River Andorra la Copa Príncipe y la liga, en la noche con un mejor recuerdo para el aficionado local.

Sonreído por un proyecto solvente, probó las mieles de la élite una temporada más tarde, ascendiendo en el 2014 ante el Lucentum Alicante. Con el equipo del principado maduró y lo consolidó hasta volver a Manresa, habiendolo dejado en una meritoria sexta plaza. Y en Manresa, con un recién ascendido, ha sido capaz de entrar en playoff, demostrando que sabe sacar un gran rendimiento de equipos poco favoritos sobre el papel.

-Con Andorra ascendió de LEB Plata y a LEB Oro. Ha pasado por todas las etapas con ese equipo como lo ha ido haciendo Burgos. ¿Ve similitudes entre ambos proyectos y cree que el San Pablo este año puede llegar a disfrutar de Copa del Rey en la primera vuelta y del playoff al final de la temporada?

-Las similitudes están ahí. Burgos, antes que Andorra, consiguió varios ascensos que no pudieron consolidar. Ahora, lo que me atrae del proyecto de Burgos, con un San Pablo que esta haciendo muy bien las cosas, es que es un club muy joven que cada año va a más. Félix (Sancho), el presidente, muestra ambición e ilusión por hacerlo cada año mejor desde que están en ACB. La intención es esa, intentar seguir dando pasos hacia delante para que esa fantástica masa de social del San Pablo Burgos esté contenta con su equipo.

«Lo que me atrae del proyecto de Burgos, con un San Pablo que esta haciendo muy bien las cosas, es que es un club muy joven que cada año va a más»

-La apuesta por tu figura es «valiente», en palabras del presidente, por creer firmemente que contigo se va a dar un paso adelante importante quizá con mayor firmeza que lo que podía haber dado 'Epi', que por eso no ha sido renovado. ¿Tiene presión añadida?

-Yo llevo muchos años de profesional trabajando en este deporte como jugador y entrenador. La presión es algo que va con este trabajo y los que nos dedicamos a ello lo sabemos. Si no nos gusta, que yo me siento a gusto, como mínimo hay que saber llevarla. Evidentemente, todos los equipos tienen sus objetivos, unos tienen que ganar la liga, otros la Euroliga, otros tienen que estar en Copa del Rey y otros luchando por no descender. La presión siempre convive con los equipos profesionales, no me preocupa.

En cuanto a lo de 'Epi', yo estoy encantado de que haya hecho un buen trabajo en Burgos y haya dejado mucha cosas buenas que yo voy a poder aprovechar. Vengo a Burgos donde había un entrenador de la casa que ha hecho las cosas de manera fantástica y voy a coger todas las cosas que ha dejado en estos 4 años.

-En ese sentido, no sé si le afecta que un sector de la afición no vea con simpatía su llegada

-Eso no depende de mí. Yo lo único que puedo decir es que 'Epi' es un tío que cuando he tenido la suerte de conversar con él me ha parecido un genial y ha hecho un trabajo muy bueno con el San Pablo, cumpliendo objetivos y dando pasos sólidos. Esto es nuestra profesión, no pretendo caerle bien a todo el mundo, yo lo que pretendo es hacer mi trabajo lo mejor posible. 'Epi' se ha ganado el cariño de la ciudad por todo eso, pero si es por eso por lo que me van a mirar con otros ojos no tengo nada que decir no puedo hacer mucho. Lo que depende de mí lo tengo muy claro porque llevo muchos años dedicándome a esto.

«Vengo a Burgos donde había un entrenador de la casa que ha hecho las cosas de manera fantástica y voy a coger todas las cosas que ha dejado en estos 4 años»

-Teniendo en cuenta la posición que tenía en Manresa, con un equipo con una trayectoria profesional mucho mayor que en Burgos, habiendo jugado playoff, algunos pueden pensar que has dado un paso atrás, a pesar de que es usted el que elige la opción de salir y de venir a Burgos

-En la vida hay que tomar decisiones. La gente puede interpretarlo de muchas formas. Más paso atrás fue cuando decidí irme del Andorra para entrenar al Manresa, después de conseguir quedar sextos en liga para ir al Manresa que acababa de ascender y que llevaba 21 años sin jugar playoff y este año lo hemos jugado. Yo quiero entrenar allí donde me quieren, allí donde creo que puedo desempeñar mi función lo mejor posible y, en estos momentos, Burgos es un sitio ideal para mí. Tenemos retos que confluyen que son similares y creo que es una buena aventura.

-¿Cuáles son esos retos de los que habla? Como entrenador ha competido ya al máximo nivel en muchas competiciones como mucho esta temporada puede igualar alguno de esos éxitos. No sé que planes más a futuro puede tener Joan para el San Pablo y el San Pablo para Joan

- Mis planes son, en estos momentos, confeccionar con Albano la mejor plantilla posible, con las características y la economía que nosotros tenemos. A partir de ahí, trabajar para que nuestros aficionados estén contentos. A mí me apetece mucho jugar delante de 10.000 aficionados. Para conseguir eso hay que hacer el mejor baloncesto posible y conseguir victorias. Si somos capaces de hacer todo eso la consecuencia será conseguir victorias y veremos hasta dónde nos llevan esas victorias. Ambición toda, pero ahora lo que a mí me preocupa es confeccionar una buena plantilla, estar compitiendo con un buen equipo y que hagamos un buen baloncesto.

-Personalmente, ¿se ha marcado un plazo para estar en Burgos?

- Malo sería que si ahora que acabo de llegar estuviese pensando en irme. Lo que me planteo ahora es asentarme e ir conociendo a los trabajadores que nos tienen que ayudar a todos a que el proyecto siga adelante. No miro mucho más allá. En esta profesión lo que vale es el presente, y lo miro con ilusión y ambición.

«Ambición toda, pero ahora lo que a mí me preocupa es confeccionar una buena plantilla, estar compitiendo con un buen equipo y que hagamos un buen baloncesto»

-En Burgos ¿le acompañará su familia?

-Tengo mujer y dos hijos y todo el mundo sabe que es lo que más quiero en esta vida. Además vivimos en Manresa y ellos están viviendo allí. Por el momento no van a venir a vivir a Burgos.

-Hablando de la afición. Según el informe de la liga Burgos ha sido la plaza con más asistencia de la ACB. ¿Considera que Burgos tiene la mejor afición del baloncesto español?

- Siempre es difícil de valorarlo. Lo que es una evidencia es que el Coliseum es un espectáculo y está siempre lleno. A todos los que somos profesionales no gusta jugar con un público entregado y con una afición que llena un estadio con 10.000 espectadores. Si no es la mejor, es de las mejores. He ido a jugar muchas veces a Burgos y he visto un público magnífico y entregado. Evidentemente, me ha atraído y lo he valorado mucho para tomar la decisión de fichar por el San Pablo.

-Usted ha llegado a pensar en conseguir jugar el playoff de la Liga Endesa por cuarta temporada consecutiva con el San Pablo

-A mí me gusta ser cauto. Yo lo que sé es que jugamos en una competición en la que hay siete equipos muy por encima de los presupuestos de la competición, como son Madrid, Barcelona, Baskonia, Valencia, Unicaja y los dos equipos canarios. Y a partir de ahí hay un grupo en el cual pretendemos estar nosotros y luchar por esas plazas para ver si podemos entrar en playoff o en Copa. En los últimos años he tenido la oportunidad de estar en equipos que han entrado en playoff. Evidentemente queremos meternos en playoff. Queremos estar en la lucha por jugar la Copa del Rey y queremos pasar la fase de previa para Champions. Pero aquí solo hay seis equipos que tienen la obligación de jugar los playoff.

-En el caso de no conseguir alguno de esos tres objetivos, ¿lo consideraría un fracaso?

-Si ya en julio nos ponemos a buscar calificativos a la temporada no me gusta. Todo ese tipo de valoraciones no me preocupan no les veo la utilidad. Yo me centro en lo mío, en trabajar lo mejor posible y quedar lo mejor posible en la clasificación. Me preocupa el presente y trabajar bien y conseguir una buena química para que la afición se vuelque con el equipo. Lo otro no lleva a ningún sitio.